La Fed sale al rescate

Las Bolsas europeas sufren el temor al riesgo soberano

Wall Street reacciona de manera tibia a la batería de estímulos de la Fed. El dólar cae frente al euro y pierde ya el 18% desde junio

Reacción tibia del mercado ayer a la nueva batería de estímulos anunciada por la Reserva Federal. El Dow Jones subió el 0,24%, el S&P 500, un 0,37%, y el Nasdaq, un 0,27%, mientras los tipos de la deuda a largo plazo repuntaron. En Europa la decisión se anticipó con cautela y el miedo al riesgo soberano volvió a penalizar a los mercados. El Ibex se vio especialmente castigado y perdió el 1,79%.

La nueva batería de estímulos anunciada ayer por la Reserva Federal generó confusión en el mercado. Anunció compras a un ritmo de 75.000 millones de dólares al mes hasta junio de 2011 en un paquete de 600.000 millones pero aclaró que reinvertirá entre 250.000 y 300.000 millones de bonos vencidos. En definitiva, los 600.000 millones se quedaban demasiado en línea con lo esperado pero los 900.000 millones finales parecían más de lo previsto por la mayoría.

Las Bolsas de EE UU reaccionaron con indecisión. Minutos después del comunicado caían ligeramente, en línea con los retrocesos de la mañana, pero con el paso del tiempo los números rojos se tornaron en verde en una sesión marcada por los vaivenes. El comunicado deja lecturas muy ambiguas. La Reserva Federal reconoce que la economía no termina de arrancar pero por otro está dispuesta a adaptar su programa de compras a las circunstancias -en otras palabras a aumentarlo si es necesario-, al tiempo que promete tipos bajos durante un periodo de tiempo prolongado y todo lo necesario para reactivar la economía. En este contexto y cuando el resultado de las elecciones legislativas en EE UU complica futuros estímulos fiscales los titubeos dominaron. Al cierre, el Dow Jones subió el 0,24%, el S&P 500 ganó un 0,37% y el Nasdaq, el 0,27%. El dólar cayó el 0,6% frente al euro y la deuda a muy largo plazo cedió. El tipo del bono a 30 años subió al 4,05% y el del 10 años cayó algo hasta el 2,57%. Quizá el mercado se vio decepcionado al conocer que la Reserva Federal concentrará sus compras de deuda en plazos entre 5 y 6 años.

El Ibex cae el 1,79%

El momento más esperado por los mercados desde hace semanas se produjo ayer con las Bolsas europeas ya cerradas, por lo que hoy se verá la reacción de los inversores. El mercado anticipó el resultado de la reunión con cierto nerviosismo ayer aunque las caídas en Europa se produjeron al acrecentarse una vez más el miedo a los riesgos soberanos. Poco incidió el resultado de las elecciones legislativas en EE UU al entrar dentro de lo esperado.

El principal castigo correspondió a la Bolsa española, muy penalizada por el mal comportamiento del sector bancario. El Ibex perdió el 1,79% para concluir en los 10.569,5 puntos, un castigo superior al 1,07% del Euro Stoxx; el 0,15% del Footsie; el 0,59% del Cac o el 0,55% del Dax. Incluso las Bolsas de Irlanda (+0,45%) y Portugal (-0,64%) se comportaron mucho mejor que la española a pesar de que los inversores volvieron a vender deuda de estos países, lo que provocó que se ampliaran tanto las primas de riesgo como los CDS -seguros de impago- sobre ambos países, algo que España también sufrió en menor medida (ver apoyo). El seguro de impago de Irlanda alcanzó los 545 puntos básicos, el de Portugal los 423 y el de España 228.

La última oleada de la crisis de deuda soberana en Europa sigue incidiendo en el ánimo inversor, al tiempo que tampoco ayuda la incertidumbre que suscita la potencial implicación del sector privado en el mecanismo de rescate aprobado por la UE para posibles países en problemas. En este contexto la banca española sufrió ayer. Los castigos de Santander (-3,52%) y BBVA (-3,45%) fueron los más abultados del Ibex ayer, engordados también por la reacción de los inversores a los cambios en la cúpula directiva de Santander o a la ampliación de capital anunciada por el BBVA para la compra de Garanti. Eso sí, no fueron los únicos afectados. Popular (-2,32%), Bankinter (-12,17%) y Sabadell (-2,07%) también estuvieron entre los más afectados.

La presión arrecia sobre la deuda de Irlanda y Portugal y crece hacia España

La tensión en el mercado de deuda europeo siguió creciendo ayer con Irlanda y Portugal de nuevo en el punto de mira. Las dudas sobre la capacidad de ambos países de poner las cuentas públicas en orden, unido a la inquietud que genera la posición alemana favorable a incluir reestructuraciones de deuda en las nuevas reglas que regirán el mecanismo de apoyo prolongado indefinidamente por la UE la semana pasada alentaron las ventas.

La prima de riesgo de Irlanda se amplió hasta los 503,9 puntos básicos, -el tipo del 10 años subió al 7,45%- un nuevo récord, mientras el CDS también alcanzó máximo (545) tras conocerse que los seguros de impago de la deuda subordinada de Allied Irish Bank dan una probabilidad de impago del 63%.

La presión sobre Portugal también aumentó ayer a pesar de la aprobación de los presupuestos para 2011. La rentabilidad del bono a 10 años subió al 6,28% y la prima de riesgo se amplió a 386 puntos básicos. Una mayor desconfianza que se sintió en las subastas de deuda de ayer. Portugal vendió 500 millones en letras a tres meses al 1,81% frente tipo medio del 1,595% que pagó hace un mes. También colocó 513 millones a 12 meses al 3,26% frente al 2,886% de octubre.

La presión sobre España también aumentó y el diferencial con Alemania se amplió a 187,1 puntos básicos a pesar de que el mercado ha dejado de equiparar los problemas de España con los de Portugal o Irlanda tras los avances en materia presupuestaria. En cualquier caso, poco ayudó ayer que Rusia excluyera la deuda irlandesa y española de la lista de activos en los que pueden invertir los dos fondos soberanos del país. Hoy se verá el impacto en la subasta de bonos a 5 años. El Tesoro prevé captar entre 3.000 y 4.000 millones.

Otros activos

l Dólar. La divisa reaccionó a la baja ayer y en su cruce con el euro llegó a alcanzar las 1,412 unidades. El dólar pierde ya el 18% frente al euro desde los máximos de junio.

l Oro. El oro frenó ayer la escalada reciente y perdió un 0,75% al situarse en los 1.347,3 dólares por onza. A mediados de octubre el metal cerró en récord de 1.381.

l Deuda. Los inversores vendieron títulos a largo plazo. El tipo del 30 años subió al 4,054%. El tipo del bono a 10 años cayó ligeramente hasta el 2,576% y el 5 años al 1,1%.