ANÁLISIS

La Bolsa Intradía

El capital riesgo busca su refundación

Una de las área del extenso universo financiero que más se ha visto perjudicado por la crisis que arrastra el mundo, incluso desde antes de la desaparición de Lehman Brothers, es el de capital riesgo. Para algunos observadores, el impacto ha sido más fuerte incluso que en los hedge funds. Su modus operandi era incompatible con la obsesión por la ortodoxia que se ha extendido entre la banca: las sociedades de capital riesgo apenas han conseguido financiación para desarrollar su operaciones de compra tan apalancadas, por más que las proyecciones hablasen de recuperación de las cantidades prestadas. En paralelo se está a la espera de normativas como la directiva que afectará esta actividad. No obstante y pese a que se esté muy lejos del periodo dorado de 2003, no todo es negativo y los fondos de capital riesgo logran levantar más dinero que hace un año. Además la reconversión que se busca es más profunda y se intenta ir más a las orígenes del capital riesgo, la apuesta por empresas punteras en su sector que por los movimientos más especulativos.

El BCE no compra deuda pese a los problemas en Irlanda y Portugal

A pesar de que la deuda irlandesa cotizaba la semana pasada por encima de la cota del 7%, máximo histórico -deterioro que se agudizó en la sesión de ayer-, el Banco Central Europeo sigue sin intervenir en el mercado. De acuerdo con los datos proporcionados por el banco, la semana pasada no intervino en apoyo de los países castigados por los mercados, a pesar de tener beneplácito para ello y de haberlo hecho en ocasiones anteriores. La ausencia de intervención en ayuda de Portugal e Irlanda coincidió con las conversaciones para establecer un mecanismo europeo para evitar contagios como los registrados a principios de año. Precisamente, el pacto alcanzado el pasado jueves no ha aliviado la presión sobre Irlanda y Portugal. España, esta vez, se ha podido quedar fuera.