"Que deshoje la margarita"

Toxo pide a Gómez que diga si tiene margen para cambiar la reforma laboral

El secretario general de CC OO, Ignacio Fernández Toxo, ha pedido al ministro de Trabajo e Inmigración, Valeriano Gómez, que "deshoje la margarita definitivamente" y aclare si tiene margen para cambiar la reforma laboral o si, como le pasó al anterior ministro, Celestino Corbacho, va a estar bajo la "égira" del Ministerio de Economía y Hacienda.

El secretario general de CCOO, Ignacio Fernández Toxo.
El secretario general de CCOO, Ignacio Fernández Toxo.

"El señor Valeriano Gómez tiene que deshojar la margarita definitivamente: ¿estuvo en la manifestación por solidaridad con los sindicatos o contra la reforma laboral?. ¿Puede abordar un proceso de negociación para corregir la reforma laboral? ¿Tiene margen de actuación o va a seguir bajo la égira de Economía y atado de pies y manos como estaba Celestino Corbacho?", ha señalado Toxo.

El dirigente sindical, en declaraciones a Punto Radio recogidas por Europa Press, ha confiado en que no quede todo en un cambio de ministros y se esté realmente a las puertas de un cambio de políticas, sobre todo de las políticas sociales.

"Si el presidente del Gobierno entiende que su único problema era de comunicación se está equivocando otra vez y los márgenes para corregir sobre segundas, terceras equivocaciones se estrechan porque 2012 se aproxima, y ahora en noviembre tiene elecciones en Cataluña donde se juega gran parte de la legislatura", ha dicho Toxo.

El líder de CC.OO. ha advertido de que si los Presupuestos Generales del Estado (PGE) salen tal y como están del Parlamento, España se verá abocada a un retraso en la salida de la crisis y a un crecimiento del paro "por encima de las altísimas tasas actuales".

"No es un problema de personas, es un problema de políticas, que son las que hay que cambiar", ha insistido.

El paro va a seguir subiendo

Toxo ha asegurado que él no se cree los Presupuestos "ni en términos de gastos ni de ingresos" y ha avisado de que, si la UE da una nueva "vuelta de tuerca" a las políticas sociales, tal y como parece que va a ocurrir, ello puede abocar a nuevos ajustes en España y ha avisado al Gobierno de que hay una raya que los sindicatos no están dispuestos a cruzar: la de subir obligatoriamente la edad legal de jubilación a los 67 años.

Para el dirigente sindical, el año 2011 "amenaza con ser más duro socialmente que 2010". "Hay quien se ha deslumbrado por los datos de coyuntura de verano, pero el paro va a seguir creciendo en los meses que quedan y probablemente lo haga durante un buen tramo de 2011. La eco española no crea emplea si no crece a tasas del 2%", ha subrayado.

Por ello y ante la previsión de que muchos parados acaben agotando prestaciones y subsidios, Toxo ha defendido la necesidad de que se mantenga la ayuda de los 426 euros, pero no como se venía haciendo hasta ahora, con prórrogas cada seis meses.

En este sentido, ha apostado por rediseñar las políticas vinculadas a las rentas activas de inserción. En su opinión, las políticas activas deberían vincularse a programas formativos, pues aunque eso saldría más caro y se necesitarían más recursos, es imprescindible preparar a los parados para ocupar empleos en otros sectores sobre la base de que la construcción nunca volverá a ser lo mismo para la economía española.