El aeropuerto de mayor tráfico de Europa

Heathrow penalizará a las aerolíneas que operen con los aviones mas viejos

El aeropuerto de Heathrow va a revisar al alza las tarifas que cobra a las aerolíneas para penalizar a las que operan con los aviones más viejos y que llevan además muchas plazas libres.

Según informa hoy el diario Financial Times, Heathrow subirá de 220 a 1.000 libras (251 a 1.140 euros) la tarifa mínima que pagan las aerolíneas por despegar.

Al mismo tiempo subirá de 13 a 20 libras (15 a 23 euros) lo que cobra a las aerolíneas por los pasajeros en los vuelos nacionales, pero reducirá en un 25 por ciento las aplicadas a los viajeros que lleguen con una aerolínea y salgan con otra en un plazo máximo de 24 horas.

También se aplicará una nueva tarifa para los pasajeros en tránsito que utilicen la misma aerolínea en ambos vuelos de llegada y salida.

Se modificará igualmente la forma de calcular las tarifas por aterrizaje: se subirá del 10 al 15 por ciento la proporción de la misma basada en las emisiones de CO2, y las aerolíneas que operen aviones más silenciosos tendrán asimismo derecho a descuentos.

Esas nuevas tarifas significan que las aerolíneas como la japonesa All Nippon Airlines, que estrenará el 787 Dreamliner de Boeing, pagará en proporción menos que las que operan modelos más antiguos como el MD-8.

Con la elevación de la tarifa mínima de despegue a 1.000 libras se pretende animar a las aerolíneas que utilizan aeropuertos muy congestionados a llenar más sus aviones.

Con el descuento del 25 por ciento a los pasajeros que cambien de aerolínea en Heathrow se trata de reforzar la competitividad de este aeropuerto en relación con otros de la Europa continental y estimular de paso la apertura de nuevas rutas.

La compañía British Airways, que es la mayor usuaria de ese aeropuerto con más del 40 por ciento del total de los movimientos, expresó su apoyo en general a las nuevas tarifas, que comenzarán a aplicarse en abril, aunque no a las que se aplicarán a los vuelos nacionales.

John Holand-Kay, director comercial de BAA, el gestor aeroportuario dueño de Heathrow y otros aeropuertos británicos, dijo que corresponde a las aerolíneas fijar los precios.

Aproximadamente la mitad de los pasajeros nacionales utilizan Heathrow para cambiar de avión, por lo que saldrán beneficiados del proyectado descuento.