En línea con lo esperado

El aumento del consumo permite crecer a la economía de EE UU un 2% en el tercer trimestre

El Producto Interior Bruto (PIB) de Estados Unidos subió un 0,3% en el tercer trimestre con respecto al trimestre precedente, hasta situarse en el 2% interanual, gracias al aumento del consumo.

La economía de EE UU registró un crecimiento del 2% en el tercer trimestre gracias a un aumento del gasto de los consumidores solo comprable al que hubo en el tercer trimestre de 2006. Después de crecer un 1,7% de abril a junio, la evolución económica muestra así una ligera mejora según unas cifras presentadas por el departamento de Comercio que están en línea con lo esperado por los analistas.

El avance, calculado con cifras que aún no están completas, se ha debido a la mejor disposición de los ciudadanos a abrir sus bolsillos. El consumo mejoró a un ritmo del 2,6%, frente al 2,2% del trimestre inmediatamente anterior y el 1,9% con el que se abrió el año.

Pese a todo, la recuperación sigue siendo muy contenida en este apartado y tanto eso como la inflación que ha crecido un 0,8% en términos anualizados frente al 1% del trimestre anterior, animarán a la Reserva Federal a proceder con una segunda ronda de estímulo monetario cuantitativo (conocido como QE2) que podría ser anunciado el próximo 3 de noviembre.

El problema para las cuentas finales es que la mayor parte de lo que se consume viene del exterior y el balance comercial sigue sufriendo y restando crecimiento a la economía. Las importaciones siguen creciendo mucho más que las exportaciones y han restado 2 puntos porcentuales al crecimiento, menos que los 3.5 puntos que se eliminaron en el segundo trimestre pero aún demasiado para el anémico crecimiento. Las inversiones de las empresas y la vivienda están restando también al avance económico mientras que el gasto público (del Gobierno) se incrementó y la acumulación de inventarios añadió 1,4 puntos porcentuales, lo que está en ambos casos por encima de las previsiones de los analistas.

Con representar una mejora, este crecimiento del 2%, que será revisado con datos más completos el 23 de noviembre, es insuficiente para crear el empleo que EE UU necesita para salir de la crisis de forma efectiva. Los economistas calculan que con menos de un 3% no se puede crear empleo de forma significativa como para evitar un mayor paro. Actualmente la tasa de desempleo es del 9,6% y ha estado por encima del 9,5% durante 14 meses seguidos.