Guerra del control aéreo

Cuatro aeropuertos españoles, entre los seis más impuntuales de la UE este verano

El conflicto de los controladores pasa factura a aeropuertos y aerolíneas. El pasado verano cuatro terminales aéreas españolas se colocaron entre las seis más impuntuales de Europa. Las demoras en los 15 primeros días de octubre costaron a Iberia 2,5 millones.

Cuatro aeropuertos españoles, entre los seis más impuntuales de la UE este verano
Cuatro aeropuertos españoles, entre los seis más impuntuales de la UE este verano

La guerra interminable entre el colectivo de los controladores aéreos y AENA está pasando una pesada factura a los aeropuertos y compañías que operan en España, especialmente a las nacionales. Según datos que Eurocontrol difunde de manera regular, entre los meses de junio y agosto, cuatro terminales aéreas nacionales se encontraban entre las seis más impuntuales del continente.

Las demoras de la primera quincena de octubre han costado a Iberia 2,5 millones, según han explicado fuentes conocedoras de los resultados de la aerolínea que preside Antonio Vázquez. Este dato muestra el recrudecimiento que ha padecido el conflicto entre AENA y los controladores durante el otoño. Pero ya en verano los costes derivados de los sobrevuelos por bloqueo en el sistema de control y de la pérdida de conexiones e indemnizaciones a pasajeros costó 40 millones de euros al conjunto de las compañías que operan en España, según cálculos de las propias aerolíneas.

Eurocontrol

Los datos sobre puntualidad aeroportuaria que ha publicado Eurocontrol correspondientes a los meses de junio, julio y agosto últimos no dejan lugar a dudas sobre los devastadores efectos que la guerra de los controladores y AENA está teniendo en el negocio de la aviación civil española.

Palma de Mallorca, un aeropuerto que concentra la mayor parte de sus vuelos en la temporada estival, se sitúa como el más impuntual de Europa. El retraso medio en sus despegues y aterrizajes fue de 24,47 minutos. Este récord de demora es algo inédito en este aeropuerto y las cifras mencionadas suponen un incremento del 101% en relación con las registradas durante el mismo periodo del año anterior.

En el segundo puesto de esta deshonrosa clasificación se encuentra el aeropuerto londinense de Gatwick con un aumento de sus retrasos en un 54%.

El tercer puesto le corresponde a Madrid-Barajas. El retraso promedio en las operaciones es de 24,45 minutos y el empeoramiento de su puntualidad en relación al verano de 2009 es de un 86%.

En cuarto lugar se sitúa la terminal gala de Niza con unas cifras que son un 85% peores que las del ejercicio precedente. Los malos ratios de la aviación civil francesa (París Orly está en el puesto número siete y Charles De Gaulle en el 12) se deben a la realización por parte del colectivo de controladores de aquel país de cinco días de huelga.

En los puestos quinto y sexto volvemos a encontrar a dos aeropuertos españoles. Pablo Ruiz Picasso de Málaga arroja un índice medio de demoras de 23 minutos con un empeoramiento del 45%, mientras El Prat de Barcelona sufrió retrasos de 20,05 minutos y su puntualidad cayó el 77%.

Por otra parte, un juzgado madrileño ha fallado en contra de la petición de siete controladores de extinguir sus contratos de trabajo con AENA por modificación sustancial de sus condiciones laborales, por lo que habían solicitado una indemnización de 45 días por año trabajado. En un comunicado, AENA recalca que la sentencia entra en el fondo del asunto al asegurar que "no estamos en presencia de una modificación sustancial de las condiciones de trabajo".

Oferta británica para trabajar en Canarias

El prestador de servicios de control aéreo británico Safeskys ha publicado en su página web una oferta de empleo para tres controladores que tendrán su puesto de trabajo en aeropuertos canarios. Fuentes del colectivo de trabajadores dijeron desconocer cuál es el fin de esta propuesta laboral, aunque señalaron que se trata de formar a trabajadores en el sistema conocido como AFIS, para después "reconvertirlos como controladores de línea".

El sistema AFIS es un procedimiento de aterrizaje y despegue en aeródromos de poco tráfico que no utiliza controladores sino personal que ofrece información al piloto de la aeronave, y es éste quien toma las decisiones sobre la operación. En Canarias hay un par de aeropuertos que ya utilizan esta modalidad.

Por otra parte, el grupo socialista ha presentado en el Congreso una enmienda a la Ley de Presupuestos por la cual se propone que, en aquellos aeropuertos en los que se preste el servicio de tránsito aéreo de aeródromo bajo la modalidad de servicio de información de vuelo (AFIS), la cuantía de la tasa de aproximación que haya de integrarse en la de aterrizaje se minorará en un 60% respecto a la que viene exigiéndose en la actualidad.