Nuevo reglamento

La judicatura exigirá máster para acceder a la profesión

El Consejo del Poder Judicial presentará a mediados de noviembre la reforma.

La judicatura exigirá máster para acceder a la profesión
La judicatura exigirá máster para acceder a la profesión

El Consejo General del Poder Judicial (CGPJ) se encuentra perfilando los últimos flecos del reglamento de reforma de acceso a la profesión de juez, que según Félix Azón, vocal del CGPJ y responsable a este respecto, "podría estar listo a mediados del mes que viene". Para ello se ha creado una comisión ad hoc en el Consejo que en estos momentos se encuentra estudiando las diferentes alternativas con objeto de someterlo al pleno de CGPJ en la mayor brevedad posible.

Uno de los aspectos más controvertidos del nuevo reglamento tiene que ver con el título que deberán aportar los aspirantes a juez. Hasta ahora bastaba con haber cursado la licenciatura en Derecho, pero tras la implantación del Nuevo Espacio Europeo de Educación Superior, el llamado proceso de Bolonia, parece evidente que no será suficiente el título de grado para poder llegar a la judicatura. "Creemos que será necesario tener el título de máster", ha declarado Azón a CincoDías.

Una dilatada carrera

Los jueces piden también abordar la promoción en el nuevo reglamento

Esto podría suponer sumar dos años más a los cuatro que conlleva un título de grado y, por consiguiente, derivar en un aumento de plazo en una carrera de por sí ya muy dilatada. Actualmente, quienes se presentan a juez suelen tardar una media de 13 años, desglosados en cinco años de licenciatura, seis de oposición y dos de prácticas en la Escuela Judicial.

El problema, por tanto, no parece estar en incrementar el tiempo universitario, sino en la demora en aprobar las oposiciones. "El conflicto surge en los años que se tarda desde que un titulado se presenta por primera vez a la oposición hasta que llega a la Escuela Judicial -seis años de media-. Es un periodo demasiado largo. Si a eso se suma el cambio demográfico que está afectando a un menor número de titulados -se ha pasado de 20.000 a 12.000 licenciados en Derecho-, la situación se complica", asegura Azón.

Surge, por tanto, la duda perenne de si es conveniente mantener este sistema de oposiciones o cambiarlo. En opinión de Marcelino Sexmero, portavoz de la Asociación de Jueces y Magistrados Francisco de Victoria, quien participó en el encuentro anual La justicia, hoy, clausurado ayer en el Consejo General del Poder Judicial, "el modelo, que es muy mejorable, representa la mejor fórmula para garantizar la objetividad y transparencia del acceso a juez". Lo que muchos jueces y profesores discuten es si este modo de acceder a la profesión resulta atractivo para las nuevas generaciones.

Se debate también la función de la Escuela Judicial, algo que el magistrado Fernando Zubiri sostiene que "no es cuestionable". Para Zubiri, el Consejo General del Poder Judicial debería abordar también la promoción de la profesión en el nuevo reglamento. En este sentido, se mostró partidario de que exista una única categoría de juez-magistrado y distintas funciones, que tuvieran una mayor retribución en función de sus responsabilidades.

Antonio García, portavoz de la Asociación Profesional de la Magistratura, considera que "se debe apostar por la capacidad y por el reclutamiento de los mejores con un claro reconocimiento al talento". Por su parte, José Luis Ramírez Ortiz, de la asociación Jueces para la Democracia, aboga porque sea "la formación el criterio que sustituya a la antigüedad, reforzando el papel de la Escuela Judicial y suprimiendo también las categorías judiciales".