Resultados

La rentabilidad de Apple rompe moldes en el sector de tecnología

Apple cerró el cuarto trimestre de su ejercicio con unas cifras que animaron al consejero delegado, Steve Jobs, a tomar la palabra y de paso zarandear a su competencia.

El fabricante del iPhone, ganó 4.308 millones en el trimestre, un 70% más que en el periodo comparable del año anterior con una facturación que por primera vez pasaba la barrera de los 20.000 millones de dólares (20.343 para ser exactos).

Los resultados fueron presentados media hora después de que IBM, otro gigante de la tecnología cerrara su trimestre con 3.590 millones de dólares de beneficios, una subida del 12% insuficiente para batir a la empresa de Jobs, que se consolida en este trimestre como la más rentable del sector tras Microsoft.

Y en buena media eso se ha debido al éxito que no deja de cosechar Apple con sus productos. El iPhone es el líder de todos ellos. Apple ha colocado en el mercado 14,1 millones en el trimestre, un 91% de crecimiento sobre el mismo periodo de 2009 y pese a los problemas y malas críticas cosechadas por el último modelo 4G.

APPLE INC. 275,15 1,36%

La empresa de Jobs vendió 3,9 millones de ordenadores Mac (un 27% más) y 4,2 millones de iPads, un producto que queda por debajo de lo que calculaban los analistas pero que se ha encontrado con el problema de que ha sido imposible producir más y más deprisa. Las listas de espera siguen para este producto igual que también las hay en algunos momentos para el iPhone. El iPod, sin embargo parece haber llegado a su madurez y sus ventas cayeron un 11% hasta quedar en los nueve millones de unidades.

Apple cierra pues su ejercicio con unas ventas de 65.225 millones de dólares frente a los 42.905 del año anterior. Igualmente, en este tercer año de crisis económica, la empresa que mejor ha sabido eliminar el sanbenito de commodity para sus productos ha conseguido registrar 14.013 millones de beneficios. En 2009 el beneficio no llegó a los 9.000 millones.

Las cifras permitieron a Jobs aprovechar el momento y, una vez más, sacar pecho. El ejecutivo y alma mater de Apple cargó contra RIM, fabricante de Blackberry, cuyas ventas ha sobrepasado. Desde su punto de vista esta competidora tiene una cuesta arriba muy importante no solo porque en el trimestre cerrado en agosto vendió dos millones de unidades menos que Apple sino porque según Apple para avanzar van a tenerse que tratar de convertirse en una compañía con plataforma de software, "y ese no es un territorio familiar para ellos". También cargó contra el Android de Google. Tras dudar de sus ventas, dijo que la fragmentación de plataformas era un problema para quienes desarrollan aplicaciones, algo que no es problema para ellos que solo tienen un móvil.

Jobs afirmó, que contrariamente a los rumores, no va a sacar un iPad más pequeño que pueda competir con el iPhone y que no sea ni una cosa ni la otra.

Por su parte los ingresos de IBM, la compañía dirigida por Sam Palmisano, tuvo una facturación de 24.300 millones de dólares un 3% más. La empresa que se deshizo de su negocio de ordenadores y apuesta por los servicios a las empresas y el software de gestión, cierra un tercer trimestre, que es además el tercero consecutivo en el que todas sus unidades de negocio, software, hardware y servicios registraron alzas en sus ventas. El equipo de Palmisano ha subido de nuevo sus perspectivas de cierre del ejercicio.

Con todo, ninguna de las dos empresas, ni Apple, ni IBM pudieron disfrutar de subidas de cotización en el after hours de los mercados.

Apple no consiguió el favor del parqué debido a la ligera rebaja de sus márgenes brutos frente a lo esperado por los analistas (36.9% frente al 38,1% esperado). Por su parte, IBM no está teniendo suerte con su nueva cartera de clientes y ha firmado 11.000 millones de dólares en contratos nuevos, un 7% menos que en el tercer trimestre de 2009.