ABA Abogadas estará dirigido ahora por Ana Clara Belío y Olatz Alberdi

Cristina Almeida abandona la abogacía

Después de 43 años ejerciendo la abogacía, Cristina Almeida ha decidido retirarse de la práctica activa y decir adiós a la vida laboral en ABA Abogadas, un bufete creado en 1998 junto con Ana Clara Belío y especializado en Derecho de Familia.

A partir de ahora, la firma estará dirigida por Ana Clara Belío y Olatz Alberdi. La compañía que espera acabar el ejercicio 2010 con una cifra superior a los 1,65 millones de euros, cuenta con una plantilla de 24 personas (seis de ellas socias y 14 letradas). Cristina Almeida, que ha pasado 12 años de su vida en el Parlamento (ocho de diputada y cuatro de senadora) aprovechó su despedida para seguir siendo reivindicativa, una actitud que la ha caracterizado tanto en su vida profesional como política: "No me voy a ir sin levantar la voz hacia lo que creo que es un maltrato jurídico por parte de los jueces" ha dicho.

Almeida reconoció que a sus 66 años cumplidos el pasado mes de julio afronta la nueva etapa de su vida para dedicarse "a escribir lo que he vivido". "Podría haber ejercido hasta los 70 años, pero no aguanto más a los jueces" sentenció. Desde este momento, la prestigiosa abogada realizara todo tipo de acciones para intentar cambiar la mentalidad, porque desde su punto de vista las desigualdades de género siguen "estando en la cabeza".

Explicó porque su despacho no estaba integrado por ningún hombre. "Cuando entran los hombres siempre se creen jefes, además la visión de la mujer es mucho más amplia y resulta más perspicaz". No obstante, confirmó que entre sus clientes se encontraban muchos hombres.

Para finalizar, aseguró que las tres batallas que le gustaría librar en el futuro serían las siguientes: "Primero, dar más valor democrático a la concepción política, que el marco constitucional que hicimos nosotros se llene con la foto; segundo, cambiar la mentalidad y tercero, modificar la Justicia para que la gente se sienta amparada".