Mozilo pagará 67,5 millones de dólares

La SEC zanja con un acuerdo la acusación de fraude contra el responsable de Countrywide

Angelo Mozilo, el ex consejero delegado de Countrywide y uno de los ejecutivos que mejor ha personificado el escándalo hipotecario subprime en EE UU, acaba de zanjar con la SEC la acusación de fraude que el regulador de los mercados hizo ante los tribunales en junio de 2009.

Mozilo ha acordado devolver 45 millones de dólares en beneficios conseguidas de forma cuestionable y 22,5 millones de dólares más en multas civiles. La SEC ha admitido, como es tradicional en estos casos, que ni Mozilo ni su director financiero, Eric Sieracki, ni el ex director de operaciones, David Sambol, que también estaban incluidos en la demanda, hicieron algo "incorrecto". Estos dos ejecutivos también han tenido que hacer frente a castigos pecuniarios que en el caso de Sambol incluye la devolución de cinco millones de dólares en ganancias cuestionables.

Pese a esa declaración, en su demanda la SEC acusó a los tres ejecutivos de engañar a los accionistas de la entidad financiera sobre la calidad de los préstamos que tenía en sus libros. La californiana Countrywide era la mayor hipotecaria del país para cuando explotó la burbuja. Además, el regulador dijo que Mozilo, sabiendo lo que había en sus libros y lo que podía ocurrir, vendió entre noviembre de 2006 y octubre de 2007 acciones lo que le supuso unas ganancias de 139 millones de dólares. Los documentos de la SEC ayudan a construir un caso en el que los tres acusados se presentan como agresivos banqueros en pos de cuota de mercado y con total desdén por los riesgos en los que incurrían.

La historia de Countrywide es la del crecimiento desordenado del mercado hipotecario subprime de alto riesgo que ha hundido al sector de la vivienda del país y de paso ha abierto un foso para la economía de EE UU. La de Mozilo, es la historia del hijo de un carnicero del Bronx, que ha alardeado de haberse hecho así mismo fundando Countrywide en 1969 y convertiéndose en millonario cada vez que ha tenido oportunidad en los medios de comunicación. Descendiente de italianos, en muchas ocasiones ha querido dar la imagen de haber sido víctima, sobre todo debido a su tez morena. Entre 2002 y 2006 ganó unos 387 millones de dólares entre salario y stock options.

Countrywide fue vendido en 2008 a Bank of America por 4.000 millones una compra desastrosa para la entidad. Las prácticas hipotecarias durante la burbuja están siendo estudiadas por la fiscalía de Los Ángeles que tiene abierta una investigación criminal.

El acuerdo de la SEC con Mozilo coincide con la segunda fase de una crisis de la vivienda que se acaba de destapar al quedar al descubierto que buena parte de la banca está usando documentos inválidos, con errores o fraudulentos para ejecutar embargos. Los embargos de Bank of America, PNC, JPMorgan Chase, GMAC, Litton y desde hoy los de Metlife, están en moratoria para estudiar el caos en la documentación de propiedad, algo que no solo amenaza con alargar la crisis de la vivienda sino también con trasladarse a los tribunales debido a su impacto en las titulizaciones hipotecarias en manos de los inversores.