Defecto en los anclajes de los cinturones

General Motors llama a revisión 322.409 unidades del Chevrolet Impala

El grupo automovilístico General Motors ha puesto en marcha una campaña de revisión que afecta a 322.409 unidades del Chevrolet Impala, principalmente en Estados Unidos, a causa de un posible defecto en los anclajes de los cinturones de seguridad delanteros, informó la compañía en un comunicado.

La firma que preside Dan Akerson indicó que los vehículos envueltos en esta campaña de revisión fueron fabricados en la planta de Ontario (Canadá) de la compañía entre abril de 2008 y marzo del presente ejercicio.

Según datos de la Administración Nacional de Seguridad en el Tráfico por Carretera de Estados Unidos (NHTSA, por sus siglas en inglés), 303.100 Chevrolet Impala fueron vendidos en Estados Unidos y dos tercios del total corresponden al año 2009.

General Motors explicó que esta llamada a revisión es consecuencia de un posible defecto en el anclaje de los cinturones delanteros de estos modelos, que podrían no estar debidamente atornillados. La empresa indicó que hasta el momento no ha tenido conocimiento de este eventual fallo haya ocasionado accidentes o lesiones.

Asimismo, la multinacional automovilística con sede en Detroit (Michigan) afirmó que a finales de mes iniciará la comunicación a los propietarios de una de las unidades afectadas por esta iniciativa, para su correspondiente revisión, sin cargo para los clientes.