Es la segunda fuente de ingresos tras el mercado brasileño

OHL basará su OPV en México en el Ebitda garantizado de sus concesiones

El negocio de autopistas de OHL en México se prepara para cotizar. Tras el mercado brasileño, se trata de la segunda fuente de ingresos y Ebitda para la creciente OHL Concesiones. Sus responsables reconocieron ayer ante la CNMV que trabajan en la colocación en Bolsa sin haber tomado una decisión definitiva. Su principal reclamo sería la rentabilidad mínima garantizada de algunas de sus mayores carreteras de peaje.

OHL busca fondos para seguir desarrollando su área de Concesiones y podría obtenerlos sin recurrir a la deuda bancaria. La operación proyectada es una salida a Bolsa en México, a imagen y semejanza de la que la firma española acometió en Brasil en 2005. Según informa Reuters, se persigue la captación de 700 a 800 millones de dólares (de 504 a 576 millones de euros).

La compañía que controla Juan Miguel Villar Mir reconoció ayer a la CNMV que se plantea un paso de esas características, pero añade que no ha tomado decisión alguna. De hecho, se trata de una iniciativa que ha estado varias veces sobre la mesa de Villar Mir, en la mayoría de las ocasiones aconsejada por los propios bancos.

Distintas fuentes confirman que la entidad española ha contratado esta vez los servicios del Santander y Credit Suisse como coordinadores globales de la oferta, y confía a BBVA y UBS el papel de directores. De cumplirse el calendario previsto, el roadshow (gira de presentación a inversores) se lanzará a finales de octubre y la horquilla de precios de la oferta de valores se fijaría en noviembre. Al cierre de la jornada bursátil de ayer las acciones del grupo constructor avanzaron un 1,84%.

OHL 1,13 -2,37%

Reclamo

La cesta de activos de OHL en México está conformada por seis autopistas y una participación en el aeropuerto internacional de Toluca, segunda plaza aeroportuaria de México D.F. El atractivo que se explotará ante la comunidad de inversores, según fuentes del mercado, es la garantía de un mínimo de ingresos en algunas de esas autopistas.

Esta última circunstancia se convierte en todo un seguro para los accionistas. Tomando como ejemplo el ejercicio 2009, OHL Concesiones facturó 64,6 millones en México, pero su Ebitda fue de 117,7 millones a pesar de que autopistas como Conmex o Viaducto Bicentenario estaban aún en construcción. El hecho es que estas dos últimas tienen una rentabilidad mínima firmada por contrato. De no alcanzarse la cifra de ingresos pactada con la Administración, ésta compensa a la empresa. A su vez, OHL contabiliza esa inyección como "otros ingresos de explotación", quedando fuera de la cifra de negocio pero sumando en la línea del Ebitda.

México ya es el país más rentable para OHL Concesiones, con un 82% de Ebitda sobre ventas -incluso antes de contabilizar las citadas compensaciones-, frente al 77% de Chile, el 64% de Brasil o el 52% de España. Además, se trata de uno de los mercados exteriores en los que OHL tiene mayor peso como constructora.

Según ha podido saber CincoDías, la empresa ha analizado de forma paralela la potencial salida a Bolsa en Chile. La presencia de OHL Concesiones en el país andino se limita a 343 kilómetros divididos en tres autopistas en las que tiene el control: Autopista del Sol, Libertadores y Autopista de Los Andes. El desolador terremoto del 27 de febrero desaconsejó cualquier movimiento en torno a los activos chilenos.

Salir a Bolsa sin variar la política de la casa

La inversión directa proyectada por OHL en sus concesiones mexicanas es de 482 millones de euros, de los 3.907 millones que requieren. Sólo el proyecto Conmex, dividido en cuatro fases, y el viaducto Bicentenario, precisan la notable cifra de 1.754 millones y 1.404 millones, respectivamente. El resto de activos son la autopista Amazoc-Perote, el libramiento norte de Puebla y la autopista Poetas Luis Cabrera, cuyo contrato ha sido firmado en 2010.

Las tres reglas fundamentales del grupo OHL en el negocio concesional son que los activos alimenten al área de construcción, que la rentabilidad de los proyectos sea de doble dígito y que la empresa tenga el control del capital y la gestión. Unos mandamientos que hacen intuir que OHL mantendrá el 51%, como mínimo, de OHL Concesiones en México.

Al margen del segmento de las autopistas, el grupo de Villar Mir tiene ambiciosos planes para el aeropuerto de Toluca (49% propiedad de OHL). Una plaza que actualmente atiende a 2,4 millones de pasajeros y que está llamada a descongestionar el tráfico del Benito Juárez de México D.F. Antes, OHL y la Administración deberán invertir en una segunda pista y en ampliar la terminal de viajeros.