Se muestra optimista a medio plazo

Pedro Guerrero vaticina que en 2011 la realidad será "peor que las estimaciones oficiales"

El presidente de Bankinter, Pedro Guerrero, ha vaticinado hoy que la economía española "lo va a pasar mal los próximos meses" y en 2011 "la realidad será probablemente peor que las estimaciones oficiales".

En una conferencia pronunciada en el "Foro Joly", en Sevilla, el responsable de Bankinter desde 2007 ha basado su predicción en la concurrencia de una política fiscal restrictiva, el proceso de "desapalancamiento" del sector privado y el incremento de los costes de financiación, "que sólo revertirán cuando se normalicen los mercados", ha precisado.

A pesar de estos augurios se ha mostrado optimista sobre la evolución de la economía española en el medio plazo, aunque "en el corto queden tiempos difíciles y de sacrificio".

Ha afirmado que la recuperación será "más rápida y consistente si se continúa avanzando en el camino de flexibilizar y liberalizar la economía" y ha recordado que las etapas de mayor prosperidad económica de España han venido precedidas de "movimientos importantes de liberalización".

En este sentido, ha citado como ejemplos el plan de estabilización, el ingreso de España en la Unión Europea y la incorporación al euro, momentos que "implicaban una carga de liberalización importante".

Para el presidente de Bankinter, las cifras del primer semestre de la economía española son "bastante aceptables", pero "su consistencia y continuidad está llena de dudas" y , entre las debilidades señaló el elevado endeudamiento y el déficit por cuenta corriente.

En su opinión, para que la recuperación avance sobre bases sólidas es preciso reducir las importaciones y sobre todo incrementar las exportaciones.

Asimismo, ha considerado que la contribución a la recuperación del sistema financiero, "decisiva en una economía tan endeuda", va a depender de su capacidad para suministrar crédito en buenas condiciones a las familias y a las empresas.

En el actual contexto, el dirigente financiero ha sostenido que es necesario "ganar la credibilidad de los mercados", pues "nuestra financiación depende de ellos", y para lograrlo "no queda otra alternativa que continuar con firmeza y decisión el camino que se inició tardíamente en la primavera pasada" para recortar el déficit.

La reestructuración del sistema bancario, sobre todo en las cajas de ahorros, es "otro punto ineludible" que cogió ritmo a principios de verano, pero "ahora tiene que llevarse a cabo hasta el final",ha concluido.