Dice que "no es bueno para la economía"

Strauss Kahn critica que algunos países usen sus divisas como si fueran armas

El director genrente del FMI, Dominique Strauss Kahn, ha lamentado el escenario de "guerra de divisas" actuales. "Es un término algo militar que yo mismo he usado pero lo cierto es que muchos consideran su divisa como un arma, y eso ciertamente no es bueno para la economía global".

En rueda de prensa previa a la Asamblea del FMI y Banco Mundial que se celebra a partir del viernes en Washington, Strauss Kahn explicó que el principal objetivo ahora es el reequilibrio de las economías y eso no se va a poder conseguir con una manipulación de divisas que no refleje el valor de estas a medio plazo.

Esta situación, las tensiones que se están generando entre los países desarrollados, con EE UU y la UE a la cabeza, y China, que está controlando férreamente el valor del yuan, va a ser, según palabras del director gerente del FMI un asunto prominente en la agenda de las reuniones. "Tenemos que crear un diálogo entre países y ciertamente el FMI va a tener un papel que jugar en esto", dijo un Strauss Kahn que afirmó más tarde que hay poco interés por un acuerdo como al que se llegó hace 35 en esta materia, el acuerdo de Plaza. El responsable del Fondo reiteró que aunque China no es el único problema en este sentido, su divisa "está sustancialmente infravalorada y se tiene que hacer algo para arreglarlo con el tiempo".

Strauss Kahn dijo estar de acuerdo con el secretario del Tesoro, Tim Geithner, cuando el miércoles sugirió que la nueva y más proporcionada asignación de cuotas dentro del FMI es un debate que se debe ligar a que países como China permitan que sus divisas se adhieran a los principios del libre mercado. El director gerente explicó que las palabras del responsable del Tesoro es un mensaje a los miembros del Fondo: "si quieren tener más decisión, entonces tienen que tomar más responsabilidad a la hora de estabilizar el sistema".

El director gerente dijo lamentar que el espíritu de colaboración internacional sin precedentes que se ha evidenciado en las cumbres del G20 hasta ahora "no se está desvaneciendo pero está peridiedo ímpetu", y eso es una amenaza real porque, según sus palabras "no hay una solución nacional para una crisis global"

"Daremos la crisis por acabada cuando el paro baje"

El director gerente del FMI ha dicho que la economía global está creciendo, aunque es un proceso frágil pero el crecimiento no es suficiente. "Necesitamos crecimiento con empleo, sin ellos, esto no significa mucho para el hombre de la calle". Varios países, entre ellos España y EE UU tienen elevadas tasas de paro históricas y no hay perspectivas de rebajarlas rápidamente como el miércoles se reflejó en el Informe de perspectivas Económicas presentadas por el Fondo.

"Obviamente, para nosotros, la crisis no se acabará hasta que la tasa de paro se reduzca significativamente y no estamos ahí", dijo Strauss Kahn.