El BCE deja el precio del dinero en el 1%

Trichet dice que a EE UU "le conviene un dólar fuerte"

El presidente del Banco Central Europeo (BCE), Jean-Claude Trichet, dijo hoy "que a EE UU le conviene un dólar fuerte" y advirtió de que la excesiva volatilidad en los mercados de divisas tiene implicaciones adversas para la estabilidad económica y financiera. La autoridad monetaria mantuvo los tipos de interés en el mínimo histórico del 1%, un nivel que Trichet sigue considerando apropiado.

Jean-Claude Trichet
Jean-Claude Trichet

En la rueda de prensa tras la reunión del consejo de gobierno del BCE, Trichet hizo hincapié en que "los tipos de cambio deben reflejar fundamentos económicos". El euro se ha apreciado fuertemente frente al dólar hasta romper los 1,40 dólares .

Trichet observó que a finales de septiembre los bancos comerciales de la zona del euro han solicitado al BCE menos liquidez que en ocasiones anteriores, lo que calificó de un "elemento de progresiva normalización".

La caída de la demanda de liquidez hizo que subieran los tipos de interés en el mercado de dinero, si bien Trichet dejó claro que no hay que ver una señal de política monetaria en este movimiento del mercado.

El presidente del BCE recordó que la entidad monetaria todavía ofrece a los bancos toda la liquidez que necesitan en las operaciones de refinanciación semanales y en las operaciones con tres meses vencimiento.

Por otro lado, consideró que la situación económica actual es mejor de lo que se esperaba anteriormente, especialmente en el segundo trimestre y añadió que es "absolutamente necesario" que las economías avanzadas hagan frente al envejecimiento de la población. No obstante, Trichet alertó hoy de que la recuperación económica se ralentizará en la segunda mitad del año ante la persistencia de la incertidumbre en los mercados.

Sin sorpresan en los tipos

El Banco Central Europeo (BCE) ha dejado inalterados los tipos de interés en la zona del euro en un momento en que esta divisa se aprecia por las expectativas de que la Reserva Federal estadounidense (Fed) aplicará nuevas medidas de expansión monetaria cuantitativa.

El consejo de gobierno del Banco Central Europeo (BCE) decidió hoy mantener los tipos básicos de interés en la zona del euro en el 1% por décimo octavo mes consecutivo. La institución europea informó en Fráncfort de que también dejó inalterada la facilidad marginal de crédito, por la que presta dinero a los bancos, en el 1,75%.

A su vez, el BCE mantuvo la facilidad de depósito, por la que remunera el dinero, en el 0,25%. El Banco de Inglaterra dejó inalterados los tipos de interés en el mínimo histórico del 0,5% y no modificó tampoco el programa de emisión de dinero para la reactivación del mercado crediticio.

En EE UU las tasas se sitúan actualmente entre el 0 y el 0,25%, en Japón entre el 0 y 0,1% y en Suecia en el 0,75%.

El analista de Commerzbank Michael Schubert descartó que el BCE se vaya a mover hoy en una dirección u otra a diferencia de lo que ha hecho esta semana el Banco de Japón (BoJ) y que hará la Reserva Federal estadounidense (Fed), previsiblemente, en noviembre.

El BoJ redujo por sorpresa los tipos de interés hasta un rango de entre el 0 y el 0,1%, como entre los años 2000 y 2006, para impulsar la reactivación económica y comprará activos por valor de 43.500 millones de euros.

Los mercados descuentan que la Fed anunciará a comienzos de noviembre más compras de deuda pública para impulsar su economía. Sin embargo, el banco europeo se ha mostrado crítico con el uso excesivo de medidas no convencionales por los posibles efectos negativos.

El BCE ha prestado a los bancos comerciales del área euro liquidez ilimitada desde la quiebra de Lehman Brothers y teme que muchas entidades de crédito no hagan esfuerzos para reducir la dependencia de sus facilidades y buscar financiación en el mercado de dinero. Además, si existe demasiado dinero del banco central en el mercado aparecen riesgos inflacionistas a largo plazo.