Causó un agujero de 4.900 millones

Sanción millonaria y cárcel para Kerviel, el bróker de SG

El ex operador bursátil que provocó un agujero de 4.900 millones de euros a Société Générale (SG) al inicio de la crisis financiera y que se presentó ante la opinión pública como víctima de un sistema lleno de excesos, fue condenado ayer a devolver el dinero que hizo perder al banco y a pasar tres años entre rejas.

El Tribunal Correccional de París sentenció a cinco años de cárcel -de los que tres son de obligado cumplimiento- a Jérôme Kerviel, un bróker de 33 años que falseó los datos del sistema informático del banco para el que trabajaba hasta enero de 2008 para adoptar una serie de inversiones ficticias que se convirtieron en el mayor fraude bursátil de la historia de Francia.

Los magistrados del caso, que se llevó ante la opinión pública como un ejemplo de los presuntos excesos de las especulaciones bursátiles, dictaminaron que Kerviel fue el único responsable de sus decisiones, que tomó a espaldas del banco, y le condenaron por abuso de confianza, falsificación e introducción fraudulenta de datos en un sistema informático.

SOCIETE GENERALE 22,58 2,08%

"Los elementos aportados por la defensa no permiten deducir que Société Générale tuviera conocimiento de las actividades fraudulentas de Jérôme Kerviel", declaró el presidente del Tribunal, Dominique Pauthe, que eximió al banco de cualquier responsabilidad.

Kerviel, que apelará la sentencia y no ingresará inmediatamente en prisión, "sobrepasó el límite de sus competencias al adoptar posiciones especulativas de proporciones gigantescas a espaldas del banco", agregó el magistrado.

Y 70 personas más

En el proceso, el operador bursátil Jérôme Kerviel alegó que al menos otras 70 personas estaban al corriente de las operaciones ficticias y de la falsificación de correos electrónicos, y que, de hecho, éstas eran conocidas y alentadas por sus superiores.