Tensiones en el colectivo

Los odontólogos extranjeros copan el 20% de la profesión

Los dentistas se quejan del exceso de profesionales y del intrusismo

Cada vez son más los titulados extranjeros en Odontología que vienen a ejercer a España. Esto está provocando ciertas tensiones entre los profesionales nacionales, que ven cómo la llegada de foráneos, unido al incremento de los estudiantes de las nuevas facultades, puede originar un empeoramiento de las condiciones en el ejercicio profesional. Actualmente, la cifra de extranjeros alcanza ya los 5.300 en toda España, lo que representa el 20% de un colectivo formado por 26.725 personas.

La Organización Colegial de Dentistas de España estima que a pesar del empeoramiento de la situación económica los titulados extranjeros seguirán llegando al país. En 10 años y según sus cálculos, el número de dentistas habrá crecido un 50% hasta alcanzar los 39.700 odontólogos, lo que supondrá que manteniendo las mismas proporciones el número de extranjeros podrá elevarse a un total de 8.000. Por el contrario, la población española sólo aumentará en el mismo periodo un 2%.

"Como consecuencia de este desfase se podría dar la misma situación que se vivió entre 1987-1997, época en el que el número de dentistas creció a tasas del 40% frente al repunte del 2,5% de la población, y donde se produjo un descenso en el número de visitas por dentista de más del 40%", explican en la Organización Colegial de Dentistas de España.

En este sentido, advierten de que en el año 2020 la situación será "más difícil" y "la calidad de vida de los odontólogos empeorará". Señalan que el intrusismo se mantendrá y que el aumento de alumnos procedentes de universidades privadas podrá afectar a la calidad formativa.

En el informe Tendencias de la profesión dental se compara el número de titulados que salieron en 2009, un total de 3.250, frente a los que acabarán en este ejercicio, unos 8.276, es decir, casi 2,5 veces más. De éstos, la mitad corresponderán a alumnos matriculados en las 12 facultades públicas existentes (4.173) y la otra mitad a los cinco centros privados (4.103).

Las cifras son apabullantes. En los últimos 20 años se ha incrementado el número de facultades en un 90% y la cifra de alumnos en un 155%. El colectivo de odontólogos denuncia que este crecimiento se debe a la falta de planificación de las necesidades de recursos humanos y a la ausencia de númerus clausus que permita delimitar el número de alumnos que cada año ingresan en las facultades de Odontología.

También se quejan de que los planes de formación no contemplan, ni lo prevén para un futuro, programas de orientación laboral con los que el mercado laboral pueda asumir el exceso de dentistas.

Por todo ello, consideran que se deben poner en marcha algunas medidas de control para limitar el aumento en el número de dentistas, evitar la pérdida de independencia profesional y el intrusismo en el ejercicio, disminuir la desproporción entre el número de estudiantes en las facultades públicas y privadas y evolucionar hacia una práctica más especializada.

Menos autónomos y más emigrantes

El odontólogo, que tradicionalmente ha ejercido en España por cuenta propia, pasará a ser más dependiente en los próximos años. La Organización Colegial de Dentistas de España estima que actualmente el 90% de los profesionales que ejercen en España son autónomos, sin embargo para 2020 se espera que este porcentaje llegue a descender al 70%.

Como consecuencia habrá más dentistas que trabajen para varias clínicas a la vez o para otros dentistas. A su vez, se incrementará el trabajo realizado de forma agrupada en policlínicas, aseguradoras o franquicias.

La falta de oportunidades en España a largo plazo también provocará que muchos titulados nacionales emigren a otros países. Actualmente existen unos 600 odontólogos españoles que ejercen fuera del país, principalmente en Reino Unido. Esta tendencia no disminuirá en el futuro.