Rebaja la amenaza inicial de descontar el 5%

Thomas Cook pide a los hoteles españoles flexibilizar los pagos

El touroperador Thomas Cook ha rebajado el tono de su pretensión de descontar un 5% en las facturas pendientes a todos los hoteles españoles. La compañía ha pedido colaboración al sector y ha cerrado acuerdos con cadenas hoteleras que implican una flexibilización de los plazos de pago pero sin descuento.

Thomas Cook lanzó hace tres semanas un órdago a todo el sector hotelero español al comunicar vía telefónica a los establecimientos que les aplicaría una rebaja del 5% en las facturas pendientes de pago y en las que se generaran hasta el próximo 30 de octubre. El motivo que adujo el touroperador, que en 2010 traerá 1,4 millones de británicos a los destinos turísticos de España, es la necesidad de compensar las pérdidas -82 millones de libras (95 millones de euros)- que le había ocasionado el cierre del espacio aéreo durante la erupción del volcán islandés en abril y mayo.

Fuentes del sector explican que esta amenaza no se ha materializado y que Thomas Cook está negociando individualmente con cadenas y establecimientos nuevas condiciones de pago. "Nos hemos sentado con ellos a negociar para buscar fórmulas de cooperación", han explicado desde una de las principales hoteleras españolas. "Hemos flexibilizado nuestra postura en lo referente a periodos de pago", añade esta compañía. Desde esta hotelera se insiste en que Thomas Cook es un touroperador muy importante en el mercado español y que se ha preferido optar por la vía de la "colaboración". En la industria hotelera se cree que Thomas Cook ha tomado conciencia de que "su planteamiento inicial era erróneo" y de que aplicar un descuento unilateral suponía un incumplimiento de contrato.

Facturas pendientes

Ante la pretensión inicial de Thomas Cook de aplicar un descuento del 5% a todos los establecimientos, la industria hotelera -a través de la patronal Cehat- aseguró que no dudaría en denunciar al touroperador ante las autoridades comunitarias por abuso de posición de dominio. Las facturas pendientes de pago por parte de Thomas Cook se corresponden con los meses de agosto y septiembre, que para muchos establecimientos representan entre el 60% y el 70% de los ingresos de todo el año.

Thomas Cook perdió 141 millones de euros en el segundo trimestre, frente a unos beneficios de 3,5 millones en el mismo periodo de 2009. El consejero de Turismo del Cabildo de Gran Canaria, Robero Moreno, ha dicho que, por la información de que dispone, aún no se han producido descuentos. Las autoridades de Canarias ya habían anunciado que de producirse estudiarían la revisión de los convenios suscritos con el operador y las actividades de promoción previstas. La Asociación Empresarial de Hoteles de Benidorm y Costa Blanca (Hosbec) asegura que, de momento, no se han detectado descuentos.