Estará limitada en determinados barrios de Madrid y Barcelona

Vodafone lanzará ofertas de Internet Móvil con 42 megas de velocidad

La operadora británica lanzará en las próximas semanas las primeras ofertas comerciales de banda ancha móvil con 42 megas de velocidad de bajada y 5,7 de subida. Inicialmente la cobertura estará limitada en determinados barrios de Madrid y Barcelona pero el objetivo de Vodafone es alcanzar todas las zonas turísticas y de concentración de población de las principales ciudades españolas.

La banda ancha móvil acelera y de hecho el pasado año superó a la velocidad teórica del ADSL con las primeras ofertas comerciales de 21 megas. Vodafone y Movistar fueron las dos únicas compañías que apostaron por la tecnología HSPA+ para multiplicar la velocidad de acceso, y un año después otra evolución tecnológica permitirá alcanzar hasta 42 megas. Se trata de la tecnología Dual Cell HSPA que permite conectar al cliente con dos portadoras, lo cual multiplica por dos la velocidad de bajada y subida. Con 42 megas de bajada será posible descargar un disco de música en apenas 15 segundos y además podremos enviar ficheros 5 veces más rápido que con una conexión de ADSL convencional.

Despliegue de Vodafone

Actualmente, la operadora ofrece cobertura HSPA con 14,4 Mbps de velocidad de bajada en las 31 mayores ciudades españolas (Madrid, Barcelona, Bilbao, Sevilla, Málaga, Valencia, Zaragoza, Álava, Albacete, Alicante, Badajoz, Mallorca, Burgos, Cádiz, Cantabria, Cartagena, Córdoba, Coruña, Elche, Gijón, Granada, San Sebastián, Lleida, Murcia, Navarra, Oviedo, Las Palmas, Vigo, Logroño, Tenerife y Valladolid) y en las zonas de concentración de tráfico la velocidad alcanza los 21 megas. En las próximas semanas se multiplicará por dos esta velocidad en Madrid y Barcelona con el objetivo de extenderlo al resto de zonas a lo largo del próximo año.

Tráfico ilimitado

Una de las diferencias entre la banda ancha fija y móvil es el límite de uso que establecen las compañías para evitar que la red se colapse y el servicio pueda verse perjudicado por los usos más intensivos. Vodafone introdujo el pasado año un modelo de gestión dinámica de red que permite descargas ilimitadas siempre y cuando no haya saturación. En ese caso, únicamente se reduce la velocidad superados los límites tradicionales de 4GB o 10GB.

Más información: http://www.adslzone.net