Bolsa de Nueva York

Wall Street sucumbe al peso del frente macro

Nueva York ha vivido una nueva jornada marcada por las dudas. Los datos macro provenientes de Europa, así como la subida en las peticiones de subsidio por desempleo trajeron los recortes al inicio de sesión. Tras nuevas referencias económicas, en especial del mercado inmobiliario, los índices volvieron a terreno positivo, aunque sólo fue un espejismo. Los recortes se extendieron al cierre y el Dow Jones se dejó un 0,72%.

Finalmente, y tras las dudas iniciales, el Dow Jones cayó con fuerza un 0,72% hasta los 10.662 puntos, arrastrado por el sector financiero (Bank of America cedió un 1,86%, JPMorgan un 2,03% y American Express un 0,93%); el S&P 500 se dejó un 0,83% hasta las 1.124 unidades; y el tecnológico Nasdaq perdió un 0,32% hasta los 2.327puntos.

En un discurso para exponer sus prioridades en política exterior ante la 65 Asamblea de Naciones Unidas el presidente de Estados Unidos, Barack Obama, ha afirmado que la economía mundial ha vuelto "del borde del precipicio". "Hemos reformado nuestro sistema financiero mundial, empezando por Wall Street, para que una crisis como ésta no se vuelva a repetir", declaró. Gracias a estos esfuerzos, "la economía mundial se ha apartado del borde del precipicio" de la depresión y ha vuelto a crecer, agregó.

Menos optimista se mostró el inversor estadounidense y uno de los hombres más ricos del mundo Warren Buffet en una entrevista concedida a la CNBC, quien ha asegurado que, según cualquier definición de "sentido común", la economía estadounidense está "todavía en recesión" , y ha subrayado que, aunque finalmente el país conseguirá abandonarla, "no va a salir de ahí durante un tiempo". Buffet contradecía así a la National Bureau of Economic Research, que el pasado lunes aseguró que la economía de Estados Unidos salió en junio de 2009 de su última recesión económica, que ha durado 18 meses.

DOW JONES 26.145,88 0,22%

En el frente europeo, el índice compuesto de producción Markit de la zona euro cayó a 53,8 en septiembre, el ritmo más lento de los últimos siete meses, frente a la lectura de 56,2 de agosto , lo que representa el mayor retroceso desde noviembre de 2008. Irlanda, por su parte, sorprendió al anunciar una contracción del 1,2% del producto interno bruto en el segundo trimestre respecto al trimestre anterior, tras haber salido de la recesión en los tres primeros meses del año.

Datos macro

En el frente macro, los inversores han contado con nuevas referencias del mercado inmobiliario, y del mercado laboral, con diferentes resultados.

El Departamento de Trabajo anunció hoy que las peticiones iniciales de desempleo se situaron en 465.000 en la semana que terminó el 18 de septiembre , lo que supone un aumento de 12.000 con respecto a la cifra revisada de 453.000 de la semana anterior. Sin embargo, el promedio de solicitudes de las cuatro últimas semanas bajó en 3.250 y se ubicó en 463.250, el nivel más bajo desde fin de julio. Unos datos de aumento de paro que no sentaron bien en el parqué y que llevó a Wall Street a abrir con recortes, motivados también por los malos datos provenientes del Viejo Continente que sembraron de rojo las plazas europeas, con la caída del PMI manufacturero y las alertas de impago de Irlanda.

Sin embargo, el ánimo vendedor que imperó en los primeros compases de la sesión, se fue difuminando, gracias a nuevas referencias. La Asociación Nacional de Agentes de Bienes Raíces informó hoy que las ventas de viviendas de segunda mano en EE UU subieron más de lo previsto en agosto. El ritmo de venta de casas usadas, que en julio sufrió la mayor caída jamás registrada, subió en agosto un 7,6%, frente al 7,1% esperado y se situó en una tasa anualizada de 4,13 millones de unidades.

La buena noticia de la jornada vino de la mano de The Conference Board, gracias a su informe sobre las perspectivas de la economía estadounidense para los próximos tres a seis meses. El instituto neoyorquino informó que el índice de indicadores anticipados subió en agosto un 0,3%, por encima del 0,1% previsto por los analistas, y frente al aumento del 0,1% de julio , lo cual sugiere que la economía seguirá expandiéndose hasta comienzos del año próximo.

Datos micro

En el frente corporativo, Microsoft informó que ha colocado hasta cuatro emisiones de deuda por un importe global de 4.750 millones de dólares , un dinero que será destinado a inversiones, recompra de acciones y posibles adquisiciones. Además, la compañía colocó el dinero a uno de los tipos de interés más bajos que se recuerda en el mundo corporativo estadounidense. Sus acciones reaccionaron con pérdidas del 0,73%.

McDonald's incrementó un 11% su dividendo trimestral hasta los 0,61 dólares por acción, lo que se ajusta con los aumentos anuales iniciados hace 34 años por la cadena de restaurantes de comidas rápidas. Sus títulos cayeron un 0,64%.

Blockbuster, la mayor compañía de alquiler de películas del mundo, se ha declarado hoy oficialmente en suspensión de pagos , un procedimiento que sólo afecta a la empresa en EE UU. La compañía no ha podido hacer frente a las dificultades del mercado, alcanzó un acuerdo con la mayoría de los tenedores de sus bonos prioritarios para reducir su deuda a 100 millones de dólares, desde los actuales 1.000 millones. Sus acciones caían cerca de un 25%.

En cuanto a los resultados corporativos, Nike presenta hoy sus cuentas trimestrales, y sus títulos aguardan con una subida del 0,45%.

Por último, Bed Bath and Beyond presentó ayer tras el cierre del mercado unos resultados trimestrales con un beneficio trimestral de 0,70 dólares por acción, frente a los 0,63 estimados por el consenso de analistas, por lo que subió un 3,21%.

Materias primas

La cotización del crudo de Texas subió hoy un 0,62% en la Bolsa Mercantil de Nueva York para terminar la sesión en 75,18 dólares por barril (159 litros).

En el mercado de divisas, el euro retrocede desde sus máximos de cuatro meses marcados ayer y el dólar subía frente a la moneda europea, de forma que por un euro se pagaban 1,3345 dólares. El billete verde sin embargo caía ante la divisa japonesa, con la que se cambiaba por 84,37 yenes.

El oro alcanzó hoy un nuevo récord al terminar la jornada bursátil a 1.296,3 dólares por onza. Se trata del quinto récord de cierre que alcanza este metal precioso en las últimas siete sesiones.