Alberto Ceña. Director técnico de la Asociación Empresarial Eólica

"La crisis ha frenado la financiación de infraestructuras"

La patronal del sector eólico mira con impaciencia el desarrollo de la eólica marina en España, donde aún no hay proyectos empresariales en firme.

¿Qué calendario cree previsible para la entrada de la eólica marina en España?

Es probable que muy pronto, incluso antes de 2015, veamos ya parques marinos en nuestras costas. Primero, es necesario que el Gobierno apueste por ella. En el Plan de Acción Nacional de Energías Renovables (Paner), recientemente enviado a la UE, se prevé la instalación de 3.000 MW en España hasta 2020, un objetivo que, en nuestra opinión, es poco ambicioso.

Por otro lado, la instalación de parques eólicos en el mar requiere la construcción de nuevas infraestructuras que permitan evacuar la generación de los parques en puntos próximos a la costa. Actualmente, en plena crisis económica, es difícil encontrar la financiación para estas infraestructuras, pero la situación irá cambiando.

En cuanto a la regulación, ya se han hecho avances. El ministerio de Industria, Turismo y Comercio aprobó la tipificación de zonas susceptibles de instalar eólica marina. Ahora falta la caracterización de las zonas y la convocatoria de concursos por parte de la Secretaría de Estado de Energía.

¿Ya existen proyectos empresariales en firme para su implantación?

Hoy por hoy, los únicos proyectos de eólica marina que hay en marcha en España son experimentales, pero son un indicativo del interés de las empresas por posicionarse en esta tecnología.

Se han solicitado parques eólicos comerciales, que están pendientes de la resolución administrativa y de la identificación de los puntos de conexión.

¿Cuáles son los principales escollos?

La orografía de la costa española es complicada, no hay plataforma continental y las aguas son muy profundas, lo que encarece los costes de instalación. Esto nos diferencia de otros países en los que la eólica marina se está desarrollando con fuerza. En Reino Unido, Dinamarca, Suecia o Alemania, la profundidad es de unos 20 o 30 metros, incluso alejada de la costa.

¿Qué previsión de crecimiento hace de la offshore respecto a la onshore en el mundo?

La eólica offshore tiene por delante un futuro muy prometedor, ya que el mar tiene un recurso eólico superior y más constante que el terrestre, y existe un potencial enorme para crecer a nivel mundial, fundamentalmente en Europa.