Vida profesional

Los economistas reclaman una educación financiera "eficaz"

El colectivo echa de menos "lógica económica" en los manuales de bachillerato.

Los manuales que enseñan economía a los estudiantes de bachillerato contienen un exceso de temas valorativos y una falta notable de lógica económica. Así, a los alumnos se les habla a menudo de cuestiones "atractivas, aunque menos eficaces" -como el papel de las organizaciones no gubernamentales- pero no se les enseña a pensar en términos de coste-oportunidad. "No estamos enseñando a los jóvenes algo tan simple como la lógica del coste-beneficio. Si haces una cosa no puedes hacer otra. Si debes hacer frente a una hipoteca este año, tal vez no debas contratar unas vacaciones en Isla Margarita", señaló ayer el catedrático de Economía Aplicada Luis Caramés, presidente de la Organización de Economistas de la Educación (OEE). Caramés fue muy claro: "Hemos llevado a los jóvenes a la idea de que el bienestar es irreversible. Y no es verdad".

El análisis del presidente de la OEE fue una de las reflexiones que hizo públicas ayer el colectivo de economistas en torno al modo en que se está llevando a cabo la implantación de la formación financiera en las escuelas españolas. Tanto éste como Valentí Pich, presidente del Consejo General de Colegios de Economistas, se mostraron muy críticos con la lentitud en la puesta en marcha de esta iniciativa, que comienza a implantarse este curso en 30 centros escolares a modo de experiencia piloto, algo que consideran positivo, pero "insuficiente".

"El proceso está siendo muy lento cuando una de sus características iniciales era la urgencia. Si resulta ser cierto lo que dice el presidente del Gobierno sobre el final de la crisis, habremos salido de ella sin haber implementado el plan", recordó Caramés, quien atribuyó esa lentitud a la necesidad de coordinar el plan con las respectivas comunidades autónomas y a las restricciones presupuestarias que ha impuesto la crisis. "Lo que está detrás de todo esto es el coste de implantación. Como no tiene coste cero los ritmos de las comunidades autónomas difieren según el valor que éstas den al tema en sus presupuestos", añadió María Cadaval Sanpedro, profesora de Economía de la Universidad de Santiago.

Caramés y Pich reclamaron que se proporcione rango de asignatura básica a la economía en la escuela y recordaron la utilidad social de una buena formación financiera. "Si los ciudadanos hubiesen tenido una buena educación en esta ámbito habrían podido defenderse mejor durante esta crisis", coincidieron.

¿Cuál es el mejor profesor?

¿Quién mejor que un economista para enseñar economía? Bajo esta premisa, el colectivo de economistas reclamó ayer un papel como docentes en la puesta en marcha del Plan de Educación Financiera, una iniciativa promovida por el Banco de España, la CNMV y el Ministerio de Educación que comienza a implantarse este curso de forma experimental en 30 centros educativos españoles

Para el presidente de la OEE, "los economistas no están siendo aprovechados" para la puesta en marcha de esta iniciativa. "Nos consideramos muy bien formados para llevar a cabo esa tarea. Simplemente estamos esperando una llamada", apuntó. Los economistas se han ofrecido en reiteradas ocasiones a participar en la implementación del plan de enseñanza financiera. "Creemos que tanto en la enseñanza reglada como en el resto de las acciones formativas deberíamos estar involucrados", concluyó.