Txema Guisasola. Director general del grupo Fagor Electrodomésticos

"Hemos tocado fondo y se ha registrado un leve crecimiento"

El máximo responsable de la primera multinacional española del sector de electrodomésticos ve la salida del túnel. Txema Guisasola (Zumárraga, Guipúzcoa, 1961), cree que la crisis, que en España le ha supuesto una caída de las ventas del 38%, "ha tocado fondo" y ya se visualiza un crecimiento del 2% "pero con dientes de sierra". Asegura que de no ser por su política de internacionalización y diversificación de la facturación en varios mercados, el futuro de Fagor Electrodomésticos hubiera sido "muy crítico".

¿Cómo finalizarán este año tras dos ejercicios, sobre todo el de 2009, muy críticos?

Bastante bien respecto de 2009 cuando perdimos 19 millones de euros. A junio de este año los números rojos se ha reducido hasta los 5,8 millones y estimamos que cerraremos 2010 cerca de los beneficios y con un incremento de las ventas de entre el 2 y el 3% sobre los 1.419 millones de euros de 2009.

¿Cuáles pueden ser las claves de este cambio?

Hemos refinanciado la deuda que nos ha dado tranquilidad. Además estamos bien asentados en el mercado francés, que en el periodo 2007-2009 ha caído un 6,8%, frente a un 38% en España. Y, en Polonia, los costes de nuestra planta nos hace competitivos.

Quiere decir que la internacionalización ha sido un balón de oxígeno para el grupo...

Sin duda alguna. En 2005 el 70% de nuestras ventas se producían en el mercado nacional y sólo el 30% en el exterior. Ahora esa tendencia se ha invertido y el 70% de la facturación se consigue en el extranjero y el 30% en España. Si algunos en esta casa no hubieran apostado por la internacionalización y por la compra de la francesa Brandt no sé donde estaríamos ahora dada la dependencia que teníamos del mercado nacional.

¿Cree que se ha tocado fondo?

Esta crisis nos ha supuesto una pérdida de ingresos de 350 millones de euros y nos ha obligado a poner en marcha una política que ha implicado reducciones de sueldo y retribuciones al capital, recortes de costes y mejoras productivas con el objetivo de incrementar los márgenes. Nos adelantamos a los ajustes y ahora estamos relativamente tranquilos y serenos. Creo que hemos tocado fondo y ya se visualiza un crecimiento del 2%, pero con dientes de sierra.

¿Han variado su estrategia como consecuencia de la crisis?

Nuestra líneas maestras se basan en la innovación, donde invertimos cada año 60 millones, incluso en los momentos más difíciles. También en mercados, con España, Francia y Polonia como objetivos de referencia.

¿Y el mercado asiático?

Hemos aprobado un plan para potenciar nuestra presencia en Asia, tanto en producto como en publicidad. Ahora vendemos 40 millones en ese mercado y en dos o tres años tenemos que llegar a los 100. En concreto en China tenemos 60 personas en nuestra red de ventas y otras 30 en la de compras.

¿Aumentará su actual presencia productiva en China?

Tenemos tres plantas dedicadas a la fabricación de calderas, calentadores y ollas a presión. Estamos trabajando con socios locales para aprovechar actuales instalaciones y ensamblar en 2012 productos como hornos, encimeras o lavadoras.

Apuesta por la sostenibilidad y el negocio de las renovables

Fagor Electrodomésticos apuesta por la sostenibilidad. El grupo cooperativo vasco inauguró ayer oficialmente en Basauri, Vizcaya, con la presencia del lehendakari Patxi López, su nueva planta de interacumuladores dentro de su estrategia por el desarrollo del negocio de la energía solar térmica. En esta fábrica, la tercera de este tipo que se construye en Europa, ha invertido 6,3 millones de euros y supondrá la creación de 70 nuevos empleos en dos años. La nueva planta atenderá el mercado europeo de la gestión y control de agua caliente y fría para uso doméstico, tanto en instalaciones que utilizan para su producción energía solar térmica como las energías fósiles.