Objetivos del Milenio

Strauss-Kahn apuesta por el comercio para impulsar la lucha contra la pobreza

El director gerente del Fondo Monetario Internacional (FMI), Dominique Strauss-Kahn, afirmó hoy que se debe redoblar el esfuerzo para lograr un rápido crecimiento económico mundial que permita luchar eficientemente contra la pobreza y, para ello, apostó por fomentar el comercio internacional.

"Debemos redoblar los esfuerzos y luchar para lograr un rápido regreso al camino que habíamos logrado antes de la crisis económica", señaló en su intervención en la Cumbre de la ONU sobre los Objetivos de Desarrollo del Milenio (ODM) Strauss-Kahn, quien recordó que la crisis provocó que se perdieran "años de progreso".

Para ello, invitó a las economías avanzadas a mantener sus ayudas al desarrollo y a fomentar el comercio internacional, ya que éste "es una de las maneras más importantes que tienen los países avanzados de ayudar a sus vecinos con bajos ingresos sin costes presupuestarios".

"Las exportaciones tienen la habilidad de desencadenar olas de productividad y crecimiento en los países en vías de desarrollo", dijo el director del FMI, quien también invitó a esas economías a ayudarse entre ellas, para reforzar sus ámbitos fiscales y monetarios y, así, estar mejor preparadas en momentos de crisis.

Para Strauss-Kahn, las instituciones financieras internacionales también deben jugar un papel destacado, como a su juicio lo hizo el FMI durante esta última crisis, al incrementar "rápidamente su apoyo a los miembros con ingresos más bajos, cuadruplicando sus préstamos", unos esfuerzos destinados a "apoyar el crecimiento, que es la prioridad".

El francés recordó que antes de que se desencadenara la crisis económica se había constatado "un sólido crecimiento y una estabilidad macroeconómica en los países en vías de desarrollo".

Sin embargo, aseguró que la recesión desbarató lo conseguido y será la responsable de que "70 millones de personas menos escapen de las cadenas de la pobreza hacia 2020".

"Muchas personas sufren aún las consecuencias de un desempleo prolongado", se lamentó Strauss-Kahn, quien apremió a todas las partes implicadas en la lucha contra la pobreza a "restaurar un crecimiento global equilibrado y sostenible", sin el que "todos los esfuerzos de los ODM se verán frustrados".

Para recuperar velocidad de crecimiento, el director del FMI aseguró que es necesario que "todas las partes -los países en vías de desarrollo, las economías avanzadas y las instituciones internacionales- tengan un sentimiento de responsabilidad compartida".

"Los países en vías de desarrollo y las economías avanzadas deberían centrarse con premura en poner en marcha de nuevo la maquinaria del crecimiento", dijo Strauss-Kahn, que recordó que la colaboración entre las mayores economías debe ser "real y esencial, ya que afecta a la vida de las personas".

Según el responsable del FMI, esa cooperación podría impulsar el crecimiento mundial en un 2,5% en los próximos cinco años, crearía 30 millones de empleos nuevos y sacaría de la pobreza a 33 millones de personas.