"Apunta a una normalización gradual"

Moody's valora que la banca española rebaje las deudas contraídas con el BCE

La agencia de medición de riesgos Moody's valoró hoy la reducción de las deudas que los bancos españoles mantienen con el Banco Central Europeo (BCE), y aseguró que es un "crédito positivo para estas entidades, ya que apunta a una normalización gradual de sus operaciones".

En un informe emitido hoy, la agencia recordó que la semana pasada el Banco de España publicó que las deudas contraídas por los bancos que operan en España con el BCE se redujo en agosto el 16%, la primera vez desde abril.

Esta reducción, dice la agencia, coincide con el aumento de los fondos que han recaudado las entidades españolas en los mercados de capital, ya que hasta agosto, los bancos españoles eran cada vez más dependientes de la financiación del BCE, y justo en el momento en que la banca europea disminuía esta ayuda.

No obstante, señala que los datos de agosto indican una mejora de la confianza de los mercados en los bancos españoles, consecuencia de que el "crédito del Gobierno español es más favorable en comparación con otros países de la periferia europea, como Portugal, Irlanda o Grecia, además de la publicación de las pruebas de solvencia de la banca europea".

De hecho, las condiciones del mercado han mejorado para las instituciones que han superado los test más fácilmente, mientras que los mercados permanecen cerrados a las instituciones que apenas pasaron la prueba, señala Moody's, quien añadió que las entidades "más fuertes que se han podido aprovechar los mercados de capital".

Para la agencia, aunque la disminución de los préstamos que piden los bancos españoles al BCE es "positivo", esta es una noticia que acoge "con precaución", ya que el volumen sigue siendo elevado, casi el 26% del total.

La agencia también consideró que aunque España "está poniendo distancia entre él mismo y otros países europeos" que están sometidos a tensiones de caer en una crisis de deuda soberana, todavía hay "preocupaciones importantes" en torno al sistema financiero español.

Entre estas preocupación matizó que el riesgo de contagio de la crisis de deuda soberana "no se ha eliminado totalmente", además de que la banca española está pasando su mayor revisión de la historia reciente con una cantidad limitada de apoyo de capital público.

Por último, dijo que aunque el diferencial entre el bono español y el alemán, el de referencia en Europa, sigue siendo elevado, los datos más recientes muestran una tendencia "positiva".