Sobre los subsidios

Boeing afirma que la OMC "ha rechazado en gran medida" la denuncia de la UE

El constructor aeronáutico estadounidense Boeing afirmó hoy que la Organización Mundial del Comercio (OMC) "ha rechazado en gran medida" la denuncia de la Unión Europea sobre los subsidios que recibe presuntamente el fabricante de aviones.

Boeing se refiere concretamente al dictamen preliminar de la OMC sobre las alegaciones de la UE a la ayuda de EE UU al constructor aeronáutico, que fue enviado ayer a las partes implicadas.

Según Boeing, el contenido del informe, que tiene carácter confidencial, acepta cerca de 3.000 millones de dólares (unos 2.300 millones de euros) de las reclamaciones de la UE, excluyendo las correspondientes a programas pasados "que fueron corregidas en su momento con EE UU".

Esto confirma que las ayudas europeas al lanzamiento de programas de Airbus "es la mayor y más flagrante forma de subsidio ilegal en la industria aeroespacial".

"Nada de lo publicado sobre el caso de Europa contra los EE UU es comparable a los 20.000 millones de dólares (15.300 millones de euros) en subsidios ilegales que, según dictaminó la OMC el pasado mes de junio, ha recibido Airbus/EADS", asegura Boeing.

La compañía afirma también que no hay aparentemente ninguna violación que requiera medidas correctoras que se aproxime al nivel de las que se demandan a Airbus en el dictamen del pasado mes de junio, por el que los gobiernos europeos deben retirar y corregir los 4.000 millones de dólares (3.058 millones de euros) aún pendientes en subsidios de ayudas al lanzamiento "ilegales" que Airbus ha recibido para el desarrollo del A380.

Según Boeing, "miles de millones deben ser devueltos o renegociados en términos comerciales verificables". De la misma forma, deben corregirse los efectos adversos producidos por los 16.000 millones de dólares (12.236 millones de euros) restantes recibidos por Airbus "en forma de subsidios ilegales".

"Nada de lo publicado sugiere haya que cambiar el modelo tradicional de Boeing basado en el mercado para financiar el desarrollo de nuevos aviones, lo que contrasta claramente con el requerimiento hecho a Airbus para que abandone sus planes de financiar el desarrollo de nuevos modelos como el A350 con subsidios de ayuda al lanzamiento", asegura Boeing.

"De acuerdo la opinión expresada, los hallazgos de la OMC contra EE UU podrían hacer necesarios pocos cambios en las políticas y prácticas de los EEUU", aseguró Boeing, que dice que lo relativo a la política de impuestos a la exportación ya ha sido corregido por el congreso estadounidense.

"El dictamen refuerza nuestra confianza en los procesos y los sistemas de resolución de disputas de la OMC. Aplaudimos al organismo por su trabajo y esperamos que Airbus y la Unión Europea reconozcan que en el actual mercado global, es esencial que todos acatemos las normas y los requerimientos de la OMC".

Para Boeing, respetar las normas, en el caso de Airbus/EADS, significa "retirar la ayuda al lanzamiento prohibida pendiente para el A380 y financiar el A350 de acuerdo a términos comerciales" concluye el constructor aeronáutico estadounidense.