Strauss-Kahn califica de "catastrófico" el desempleo

Zapatero anticipa que la recuperación del mercado laboral llegará este año

A finales de año o comienzos del que viene empezará una "senda de creación de empleo moderada", señaló ayer en Oslo el presidente del Gobierno, José Luis Rodríguez Zapatero, durante su intervención en una conferencia auspiciada por el FMI y la Organización Internacional del Trabajo (OIT) para analizar el impacto de la crisis en el empleo.

Zapatero anticipa que la recuperación del mercado laboral llegará este año
Zapatero anticipa que la recuperación del mercado laboral llegará este año

El presidente advirtió de que es necesario esperar todavía unos meses para que las empresas exploren las posibilidades de la reforma laboral y vean sus efectos. En todo caso, defendió que ésta "dará resultado y será positivo para el mercado laboral, tanto para evitar la destrucción de empleo como para favorecer la estabilidad".

Zapatero recordó que uno de los objetivos de la reforma es el de estimular la contratación indefinida lo que, en su opinión, se logrará al rebajarse los costes del despido y extenderse el contrato de fomento del empleo con 33 días de indemnización por año trabajado, frente a los 45 tradicionales.

En el documento de trabajo preparado por el FMI y la OIT para la conferencia, España destaca como el país donde más se ha disparado la tasa de paro con la crisis, hasta alcanzar el 20%. En dicho informe, España figura también como el país donde se registra el mayor índice de temporalidad, cercano al 30%, en relación con los miembros de la OCDE. El director gerente del FMI, Dominique Strauss-Kahn, señaló que el mercado laboral está en una "situación catastrófica" y destacó que "esta situación no se revertirá con las recetas de siempre".

"Esta crisis, la más grave de todas, ha dejado un desierto de parados sin parangón", recordó Strauss-Kahn al inaugurar la conferencia. Según el informe analizado en la misma, la crisis ha generado en apenas tres años 30 millones de parados adicionales, lo que ha elevado la cifra mundial de desempleados a 210 millones. Strauss-Kahn recordó que la crisis, que "aún no se ha detenido" ha cambiado la estructura económica de los países y puesto a prueba los modelos económicos.

El director gerente del FMI citó como ejemplo el comportamiento del mercado laboral de Alemania, Japón o Noruega, donde el desempleo apenas se modificó, frente al de aquellos países que vieron resurgir de forma dramática el paro porque "sus exportaciones se derrumbaron o se vieron arrastrados por el colapso del sector de la construcción". De esta forma, Strauss-Kahn se refirió de forma implícita a España, que junto con Estados Unidos figura en el informe del FMI y la OIT como el país donde el desempleo creció más notoriamente durante la crisis por su excesiva dependencia de la vivienda.

Cambios fiscales limitados

El presidente del Gobierno eludió facilitar en Oslo detalles sobre los cambios de naturaleza fiscal que contendrán los Presupuestos estatales de 2011. En todo caso, sí avanzó que éstos tendrán efectos "muy limitados".

Zapatero supeditó estos cambios tributarios a lo que resulte del diálogo con los grupos parlamentarios sobre las cuentas públicas del año que viene. "Hasta que el Gobierno no cuente con un diálogo político presupuestario definido", no hará "ningún movimiento, ningún compromiso y ningún anuncio" sobre política fiscal, advirtió el presidente.

Por otra parte, Zapatero confirmó que el Gobierno abordará la reforma de las pensiones antes de fin de año, una vez se supere la huelga general convocada por los sindicatos para el 29 de septiembre.

Reforma de las pensiones,

El presidente quiere contar primero con el informe de la Comisión del Pacto de Toledo que tendrá que elaborarse en sede parlamentaria."Si un gobernante sabe, con los datos de que dispone, que dentro de diez o quince años nuestro sistema de pensiones, que es la columna de la cohesión social, puede tener problemas, hay que actuar y vamos a actuar", manifestó Zapatero.

La reforma tendrá en cuenta la esperanza de vida de los españoles, la segunda más alta después de los japoneses, recordó, y la necesidad de contar con unas pensiones mejores en el futuro. "Es evidente que para tener pensiones mejores, que lleguen a todos, teniendo en cuenta la pirámide poblacional y pensando en el futuro, debemos tener un tiempo de vida laboral suficiente", dijo.

Las cifras

30 millones de personas han perdido su puesto de trabajo desde que se inició la crisis en 2007.

210 millones de personas en edad de trabajar están en situación de desempleo en todo el mundo.

40% es la cifra de paro juvenil en España, según el informe del FMI.