Petróleo

El crudo de Texas sube el 0,96% y cierra a 77,19 dólares el barril

El barril de crudo de Texas cerró hoy a un precio de 77,19 dólares, un 0,96% más caro que el viernes, en una jornada alcista en la Bolsa de Nueva York y en otros mercados mundiales y en la que el dólar se debilitaba ante el euro y otras divisas.

Al concluir la sesión en la Bolsa Mercantil de Nueva York, los contratos de Petróleo Intermedio de Texas (WTI) para entrega en octubre añadieron 74 centavos al valor anterior y cerraron en positivo por segunda sesión consecutiva.

Esos contratos se revalorizaron un 2,48% o 1,85 dólares en el conjunto de la pasada semana y se sitúan ya en el nivel más alto que alcanza desde el 11 de agosto el petróleo WTI con un plazo de entrega más próximo.

Los contratos de gasolina para octubre añadieron casi un centavo a su precio anterior y finalizaron a 1,98 dólares el galón (3,78 litros), en tanto que el gasóleo para ese mismo mes se encareció casi dos centavos, a 2,12 dólares/galón.

El gas natural para octubre añadió 5 centavos al valor que tenían el viernes y concluyó la sesión a 3,93 dólares por cada mil pies cúbicos.

El precio del crudo Texas siguió un día más la trayectoria del mercado bursátil neoyorquino, que al igual que los asiáticos y los europeos iniciaron la semana con un animado tono comprador debido en parte a datos que reflejaron un alza del 13,9% en la producción industrial en China en agosto, más de lo que se preveía.

El acuerdo logrado en Basilea (Suiza) este fin de semana en torno a requerimientos de reservas de capital a los bancos para garantizar su solvencia ante futuras crisis financieras, también contribuyó a estimular la inversión en valores bursátiles y en materias primas, así como el retroceso del dólar ante el euro y otras monedas.

Por un euro se pagaban en esta ocasión 1,2865 dólares, comparado con 1,2711 dólares el viernes.

El cierre temporal desde la pasada semana, a causa de un fuga, de un oleoducto de la empresa Enbridge que trasvasa crudo desde Canadá a refinerías de diversos estados occidentales en EE UU, también contribuía a impulsar al alza el precio del crudo, según analistas.