Acceso al interbancario

La banca española se sacude la dependencia de la liquidez del BCE

La banca española empieza a respirar. El mercado interbancario vuelve a funcionar y la dependencia en exclusiva del BCE para lograr financiación comienza a ser algo del pasado. El acceso a la liquidez a través de las plataformas London Clearing House y Eurex Repo se ha convertido en una de las soluciones para el sector.

Los momentos de pánico que se vivieron en los mercados en mayo hicieron saltar las alarmas en las mesas de tesorería de los bancos españoles. Las entidades extranjeras, temerosas de todo aquello que implicara riesgo de España, dejaron de prestar dinero a las españolas en el mercado interbancario de repos, lo que disparó la dependencia del BCE.

La banca extranjera no ha reabierto el grifo a los bancos españoles, al menos en los préstamos bilaterales, pero las entidades domésticas han logrado sortear este bloqueo a través de las cámaras de contrapartida London Clearing House (LCH.Clearnet) y Eurex Repo.

Son entidades que canalizan préstamos interbancarios con garantía de deuda pública y cubren el riesgo de impago, y se han convertido en una fórmula para aliviar la sequía de liquidez. Aunque los volúmenes que se mueven en estas plataformas, relativamente reducidos, impiden que se conviertan en la única vía para obtener liquidez.

En julio, Caja Madrid se convirtió en miembro de pleno derecho de Eurex Repo -requisito clave para acceder a la financiación- y el mes pasado comenzó a operar a través de Citi en LCH.Clearnet, plataforma que desde el 9 de agosto acepta bonos soberanos españoles como colateral.

BBVA, a través de un intermediario, y Santander, mediante su filial Cater Allen también operan en la cámara londinense -la de mayor tamaño en Europa-, en la que entrarán próximamente Popular, La Caixa y la CECA como miembros. Gracias a estas plataformas, la dependencia del crédito del BCE se ha reducido sustancialmente después de que en julio las peticiones mensuales de las entidades españolas alcanzaran el récord de 130.209 millones de euros.

Ya no financiamos deuda pública española a través del BCE", afirma Carlos Stilianopoulos, director de tesorería de Caja Madrid. Esta entidad ha movido ya unos 10.000 millones en las dos cámaras: unos 7.400millones en Eurex Repo y el resto en LCH.Clearnet. En la cámara alemana, la caja no sólo ha operado para sí misma, sino que ha servido de intermediaria para otras entidades de menos tamaño, que no pueden negociar por sí solas al carecer de los requisitos mínimos de balance. Lo que sigue sin funcionar es el mercado interbancario clásico, en el que un banco presta a otro a un tipo de interés determinado.

En realidad no es operativo desde el estallido de la crisis en el verano de 2007. Desde entonces, los bancos centrales se han encargado de suministrar liquidez al sistema, y la banca se prestaba entre sí a través del segmento de repos, una variación del mercado interbancario clásico en la que el banco que pide el dinero deja una garantía a cambio, normalmente renta fija pública.

Pero la llegada de las tensiones a la deuda pública provocó que este mercado también se cerrara para los bancos españolas. Las entidades extranjeras, trataban de evitar lo que a sus ojos implicaba un doble riesgo; el préstamo a una entidad española y la garantía en forma de deuda pública de un país cuya solvencia se puso en cuestión.

Actualmente esta fase parece superada, y aunque el BCE ha prometido liquidez al sector hasta 2011 y el mercado de capitales parece abrirse, el acceso al interbancario es clave para que la banca española pueda dedicarse a su negocio, esto es, prestar dinero. Además, en las cámaras de contrapartida los precios son más bajos, entre el 0,4% el 0,6% a uno y dos meses, frente al 1% del BCE.

Guía para entender el tirón de las plataformas

P ¿Qué es una cámara de contrapartida central?

R Se trata de una entidad que garantiza que las operaciones entre compradores y vendedores se lleven a cabo en las condiciones pactadas. En otras palabras, la cámara asume riesgo de crédito frente al comprador y el vendedor. Esto implica que en caso de que una entidad no pueda devolver el dinero prestado la cámara asumiría la responsabilidad.

P ¿Por qué no se han utilizado estas cámaras antes?

R La crisis ha disparado el uso de las cámaras de contrapartida. El volumen en circulación medio en la alemana Eurex Repo ha pasado de poco más de 10.000 millones al día antes del verano de 2007 a los 90.000 millones. Las entidades españolas no se han visto obligadas a acudir antes porque hasta mayo podían financiarse en el mercado tradicional de repos (repurchase agreement, en inglés).

P ¿Qué es el mercado de repos?

R En definitiva se trata de un mercado en el que un banco presta a otro con un activo como garantía colateral, generalmente un bono o una letra de deuda soberana. Son operaciones de venta de un activo con un pacto de compra.

P ¿Solucionarán estas plataformas todos los problemas de liquidez?

R No, las necesidades de financiación de la banca siguen siendo muy elevadas y muchas entidades tendrán que seguir usando otras vías. Las cámaras ayudan a aliviar los problemas a las entidades más pequeñas que aún no se pueden financiar en el mercado de capitales y eliminan los riesgos al normalizar el funcionamiento del interbancario.