Recorte de sueldos

La retribución salarial en la sanidad privada sufre una rebaja del 20%

El déficit de profesionales se relaja, excepto en la atención primaria, según Adecco

La retribución salarial en la sanidad privada sufre una rebaja del 20%
La retribución salarial en la sanidad privada sufre una rebaja del 20%

Los profesionales de la medicina no están viviendo uno de sus mejores años. "Por primera vez en mucho tiempo, el déficit de doctores y enfermeras se ha relajado de tal manera que empieza a observarse casos atípicos en hospitales de no renovaciones de médicos MIR al finalizar la residencia e incluso de despidos", asegura César Castel, director de la división Adecco Medical.

Si en el ejercicio 2008 existía una demanda sin cubrir de 9.000 facultativos, de los cuales 6.000 eran generalistas y el resto correspondían a especialistas, en este año las vacantes se han reducido a sólo 4.400 y la mayoría de ellas corresponden a puestos de atención primaria, que siguen siendo los menos solicitados por los licenciados de Medicina.

Esta menor demanda está aflojando la tensión en las nuevas contrataciones y en los salarios, sobre todo, en la sanidad privada donde la banda de precios para contratar a estos profesionales ha caído entre un 20% y un 25%. "El salario que ofrecían en 2008 a un médico júnior las empresas privadas era 36.000 euros, pero en estos momentos la mayoría parte de una base 30.000 euros por contrato", explica este experto.

El médico júnior cobra ahora 30.000 euros, 6.000 menos

El recorte de sueldos también ha afectado al sector público, pero en menor medida -un 5% como al resto de funcionarios-. A pesar de ello, siguen cobrando mucho más que sus homólogos en el sector privado. El salario de un médico de familia, con la especialidad terminada, asciende a 40.000 euros frente a los 50.000 de un sénior en igual rama. En cambio, un cirujano novel tiene una base salarial que comienza con los 60.000 euros y llega a los 100.000 cuanta más experiencia aporte.

Reducción de pólizas

Entre las explicaciones que ofrecen los expertos para comprender este recorte salarial se encuentra la fuerte reducción de pólizas que está experimentando el sector privado y que ha afectado a la menor demanda de profesionales. "La caída de los seguros privados ha llegado a ser de un 30%. Muchos asegurados han decidido volver a la sanidad pública tras la crisis" afirma Castel.

Pero no es lo único. También hubo una gran boom de clínicas estéticas y de odontología, necesitadas de este tipo de profesionales, que ahora no tienen tantas solicitudes. A estos hechos se unen los recortes presupuestarios que han afectado a la mayoría de los gobiernos regionales. Las comunidades autónomas han tenido que frenar la expansión de centros médicos y hospitales tras el recorte presupuestario y por consiguiente, la contratación.

Por tanto, la oferta en el sector salud está muy limitada. Para Castel, que desde Barcelona dirige 16 oficinas de Adecco Medical, las dos condiciones necesarias para encontrar trabajo en este sector es tener disponibilidad geográfica y flexibilidad de horarios. "Muchas empresas demandan no sólo médicos de familia, sino especialistas, pero que estén dispuestos a realizar guardias".

Lo mismo ocurre con las enfermeras. Este año no habrá nuevas graduadas debido al nuevo plan de estudio, que alarga la carrera de tres a cuatro años. "Se pensaba que esta situación iba a acarrear un gran problema, sin embargo, el déficit de estos profesionales también se ha relajado".

La solución al problema de la medicina familiar

El director de Adecco Medical considera que es urgente una reforma de la Atención Primaria. Aboga por el modelo anglosajón Beverigde, que contempla esta especialidad como una puerta de entrada obligatoria a cualquier otra.

"Las vacantes de la medicina no están en Madrid o Barcelona, sino en provincias. Tenemos un sistema de salud excelente, con una gran proximidad al ciudadano, inimaginable en otros países" comenta Castel, "pero que genera huecos muy difíciles de llenar".

Desde su punto de vista, resulta casi imprescindible un nuevo plan de estudios que contemple opciones como la que tienen otros países donde no padecen el problema.