La batalla en 'telecos'

Telefónica tiene más del 60% de la cuota en banda ancha en 19 provincias

Teruel existe. Telefónica, desde luego, no tiene la menor duda de ello. Su reinado en banda ancha es allí inexpugnable; el lugar donde consigue mejores registros. Suyo es el 81,8% del mercado. El resto de las provincias difícilmente le hace sombra, pero hay otras muchas donde la competencia le ha hecho muy poco daño. Telefónica tiene más del 60% de la cuota en banda ancha en 19 provincias.

Telefónica tiene más del 60% de la cuota en banda ancha en 19 provincias
Telefónica tiene más del 60% de la cuota en banda ancha en 19 provincias

Las cifras nacionales son de sobra conocidas. Telefónica es el líder español en banda ancha y enmóvil, con casi el 54% de la cuota de conexiones a internet a alta velocidad y el 43% en telefonía celular. Los datos son del mes de junio y corresponden a la Comisión del Mercado de las Telecomunicaciones (CMT), el regulador del sector. Hay pocas dudas, por tanto, sobre su rigurosidad. Pero las cifras totales son sólo una media que esconde la realidad de cada región.

Entre las 50 provincias españolas, las diferencias son notables, con grados de competencia muy distintos según las zonas. Incluso la posibilidad de elección es diferente. Tres provincias nacionales no tienen ninguna opción de acceder a una oferta de banda ancha por cable, por ejemplo. Para sus habitantes, nombres como Ono, Telecable, R o Euskaltel no existen ni pueden contratarse.

El ADSL y el móvil son productos más democráticos y llegan más o menos a todo el mundo. Eso sí, a veces no con los mismos precios y con prestaciones mejores en unos sitios que en otros. De ahí que la cuota de cada uno varíe con fluctuaciones nada desdeñables, desde la práctica inexistencia a una presencia mucho más contundente.

TELEFÓNICA 6,88 -0,82%

Así lo pone demanifiesto un informe de la CMT que analiza comunidad por comunidad, provincia por provincia, la situación de competencia en banda ancha y telefonía móvil. Los datos son de cierre de 2009 y dicen cosas como que Telefónica sólo tiene menos del 50% de la cuota en banda ancha en seis comunidades autónomas.

En el resto, once, tiene más de lamitad del mercado, con Canarias en lo más alto del podio. Tres de cada cuatro clientes de internet de banda ancha en las islas tienen a Telefónica como proveedor. Si se miran las cifras con más profundidad y se baja a los datos provinciales, las diferencias se amplían. El verdadero paraíso para Telefónica no es Canarias, sino Teruel, donde más de ocho de cada diez usuarios de banda ancha son suyos.

Tenerife y Las Palmas son las siguientes de la lista, hasta un total de 19 provincias donde Telefónica tiene el 60% o más de la cuota de mercado.

En general, donde el ex monopolio tiene menos cuota es donde se combina la competencia de los operadores de cable y los alternativos de ADSL -Vodafone, Orange y Jazztel-. El cable, sin embargo, no está en todas partes. Teruel, Cáceres y Badajoz no tienen ninguna conexión a banda ancha de este tipo y en otras siete provincias la cuota de estas compañías es inferior al 10% de las líneas.

En ADSL, la situación no es tan drástica, aunque tiene tintes parecidos. Es cierto que todas las compañías que usan esta tecnología disponen de ofertas nacionales, pero las propuestas son distintas dependiendo de las zonas. Allí donde Vodafone, Orange y Jazztel dan ADSL con acceso directo, conectadas en cada central de Telefónica con sus propios equipos, las ofertas son demás calidad, más baratas y con servicios diferenciados. Los famosos 20 megas son propios de estas zonas. En cambio, hay otras áreas menos rentables, densas y pobladas donde las propuestas de estas operadoras son distintas. Es el llamado ADSL indirecto, que se basa en la reventa de la oferta mayorista de Telefónica. Los precios suelen ser más elevados y la velocidad, inferior, lo que deja a los clientes con muy pocas opciones de elección frente al ex monopolio.

El resultado es que sólo hay dos comunidades donde Telefónica no sea el líder del mercado en banda ancha. Se trata de Asturias y el País Vasco, donde la fortaleza de Telecable y Euskaltel, respectivamente, les ha permitido desplazar al ex monopolio como primera preferencia de los usuarios. Por provincias, la población mágica, a cuyas cifras todos los cableoperadores aspiran, es Vizcaya, donde Euskaltel tiene una cuota del 48,3%.

En cambio, no hay ninguna comunidad donde los operadores alternativos de ADSL tengan más cuota que Telefónica, lo que contrasta con su posición en el conjunto nacional, donde esta tecnología supera al cable. La explicación está en su mayor presencia en toda España: tiene más clientes, pero más repartidos, lo que le da un 26,6% de la cuota nacional, sobre un total de 10,2millones de conexiones de banda ancha en España en junio, frente al 19,6% del cable.

Una de las grandes batallas perdidas de esta última tecnología es la competencia en las grandes ciudades españolas. En Barcelona, el cable sólo tiene el 8,1% de las líneas, mientras que enMadrid es titular del 13,4%. Esta circunstancia ha hecho que las operadoras alternativas de ADSL se hagan fuertes en estas plazas. Barcelona es la provincia dondemayor es la presencia de esas firmas. Vodafone, Orange y Jazztel son dueñas del 33,4% de los clientes, su mejor registro. EnMadrid, firman el 32,9% de las líneas. Las islas, sin embargo, no son el fuerte de los rivales del ex monopolio. El dominio de Telefónica sobre los cables submarinos hace que los rivales de ADSL tengan sus cuotas más bajas en Canarias y Baleares.

Más libertad en la elección del móvil

En telefonía móvil la situación es muy distinta. Hay tres operadoras con una red nacional completa, Telefónica, Vodafone y Orange, y una cuarta, Yoigo, que está en ello. La posibilidad de elección es absoluta, más allá de lo que digan los contratos de permanencia.

Pese a ello, Telefónica es la opción preferida de los españoles y, en algunos casos, de manera abrumadora. En La Rioja y en Navarra, su cuota regional es muy superior a la nacional. Un 61,5% de los contratos era suyo a cierre del año pasado, frente al 43% del conjunto de España a junio. Eso sí, la CMT sólo da las cifras de telefonía móvil pospago en su informe sobre la competencia en las provincias españolas. La cuota nacional, en cambio, tiene en cuenta estamodalidad, pero también la de prepago -con recargas de tarjeta-.

Además de esas dos provincias, hay otras 15 donde el dominio de Telefónica es superior al 50%. En cambio, son 18 las zonas másinfieles al ex monopolio, porque en ellas tiene menos del 40% de la cuota. La provincia que más se le resiste es Sevilla, la única donde no llega ni al 30%, aunque Andalucía en general no es su mejor terreno. Tampoco la Comunidad Valenciana, ni Asturias, que son las comunidades que tiranmás hacia abajo de su media.

Vodafone gana en Asturias y Andalucía

Telefónica es el operador preferido de los españoles, pero, al igual que sucede en banda ancha, hay algunas comunidades y provincias donde otro es el líder. Vodafone lo consigue en dos autonomías, Asturias y Andalucía, donde su cuota es superior a la del ex monopolio. Si se miran las provincias, son siete en las que Vodafone supera a Telefónica. Las tierras gallegas se le dan bien al segundo operador de móvil; algunas, al menos. Orense y Pontevedra son sus mejores zonas, seguidas de varias provincias andaluzas.

Castilla y León, en cambio, no se le da nada bien a Vodafone. En Salamanca y en Zamora, por ejemplo, su cuota es del 16%, una cifra muy inferior al 30,6% del mercado que tiene a escala nacional. Orange, el tercer operador demóvil, no supera a Telefónica en ninguna comunidad, pero sí tiene una provincia donde es líder, donde la mayoría de los clientes de pospago la han elegido a ella. Es Valladolid, donde su cuota es del 39,8%.

Pero igual que en unas zonas es muy elegida, en otras lo es muy poco. Galicia y el País Vasco se le dan francamente mal a Orange, con cuotas del 6,6% en Guipúzcoa, del 8,9% en Lugo o del 9,3% en Orense.

El informe de la CMT no desagrega los datos de los otros operadores. Yoigo y los virtuales van en el mismo saco. En general, sus cuotas siguen siendo reducidas y oscilan entre el 1,3% y el 5%. La excepción son las comunidades y provincias que cuentan con un operador de cable que también da servicios de móvil. En ellas, su parte del mercado es mucho mayor que en el resto.

PAIS VASCO, EL PARAÍSO DEL MâVIL VIRTUAL

Los operadores de móvil virtual se cuentan por docenas, pero su presencia es muy limitada. Eso sí, depende de quién y de dónde. En el País Vasco, los nuevos operadores -virtuales y Yoigo- tienen una cuota del 14,5% y eso es por la pujanza de la operadora de cable Euskaltel, que también ha entrado en móvil. A cierta distancia, Asturias y Galicia también viven una situación similar.

ASTURIAS, AL MARGEN DEL EX MONOPOLIO

Se desconoce la razón, pero Asturias es la única comunidad que le ha dado la espalda a Telefónica tanto en banda ancha como en móvil. El ex monopolio no es líder del mercado en ninguno de estos segmentos. En banda ancha, los asturianos se decantan por Telecable como opción preferida, mientras que en móvil eligen a Vodafone. La presencia de los virtuales también supera la media.

EXTREMADURA, TERRENO DE BATALLA DEL ADSL

Sólo hay una comunidad donde es imposible hacerse cliente del cable por mucho que se intente: Extremadura. Pero no por ello se ha reducido la competencia. Los operadores alternativos de ADSL tienen mucha presencia y es su segunda autonomía con más cuota. Dentro de poco, además, habrá cable en Extremadura. Telecable se encargará de ello.

CANARIAS, UNA SITUACIâN LLAMADA A CAMBIAR

Es una comunidad con peculiaridades. Su insularidad la ha dejado durante mucho tiempo bajo el dominio de Telefónica, dueña del cable submarino que conecta la península con las islas. Los precios que deben pagar sus rivales han reducido la presencia de competidores. Pero la CMT está decidida a cambiar la situación, forzando rebajas de tarifas.

CASTILLA Y LEâN SE APUNTA AL NARANJA

Orange sólo tiene más del 30% de la cuota de telefonía móvil en una comunidad. Es Castilla y León, donde su parte del mercado asciende al 30,3%. Puede que la firma naranja no sea líder en ninguna autonomía, como Vodafone, pero es la segunda opción por delante de la británica en cuatro: Extremadura, Aragón y Cantabria, además de Castilla y León.