Reforma del Pacto de Estabilidad y Crecimiento

El ministro alemán de Finanzas plantea sanciones políticas para los infractores de Maastrich

El ministro de Finanzas alemán, Wolfgang Schäuble, reiteró hoy su convicción sobre la conveniencia de reformar el Pacto de Estabilidad y Crecimiento, con un cambio del mecanismo de sanciones para los infractores introduciendo también la posibilidad de sanciones políticas.

Schäuble, en un encuentro con la Asociación de la Prensa Extranjera, dijo que "como medida de prevención" abrir la posibilidad de sanciones como la pérdida del derecho de voto en las organizaciones europeas puede tener mayor efectividad que la amenaza de sanciones económicas.

El ministro alemán insistió en que el Pacto de Estabilidad debe ser reformado de acuerdo con las nuevas necesidades puesto que la globalización ha establecido escenarios que eran imposibles de imaginar en el momento en que se creo la Unión Monetaria.

"El Pacto parte del principio de que todos los países de la Eurozona comparten la responsabilidad por la estabilidad del euro. Este año hemos advertido que sus recursos no alcanzan ante las nuevas realidades y tenemos que pensar en cambios", dijo Schäuble.

Schäuble, por otra parte, insistió en la necesidad de la consolidación de los presupuestos públicos en los países de la Eurozona y afirmó que esta era una condición fundamental para poder lograr un crecimiento sostenido.

El ministro rechazó las acusaciones de que, con su política de consolidación fiscal, Alemania está poniendo en peligro la recuperación de la coyuntura en Europa.

"El Bundesbank y otras instituciones están revisando al alza sus pronósticos de crecimiento y hay otras noticias que naturalmente me alegran", dijo Schäubla

"No voy a dar aquí nuevos pronósticos pero hay un dato significativo y es que no sólo las exportaciones están creciendo sino también las importaciones que han alcanzado el nivel más alto de la historia de la República Federal de Alemania. Eso muestra que todos los que decían que estábamos poniendo en peligro la coyuntura se equivocaban", dijo Schäuble.

Pese a la clara mejora de la coyuntura alemana que auguran la mayoría de los expertos, Schäuble dijo que no es hora de entrar en el júbilo y recordó que todavía no se ha alcanzado el nivel de antes de la crisis.

"La crisis trajo una caída de la economía del 5 por ciento con lo que es claro que creciendo el 2 ó 2,5 % este año todavía no habremos recuperado el nivel anterior", dijo el ministro.