Convocatoria a través de las redes sociales

Protestas en argentina por el cierre de la filial de internet del grupo Clarín

Miles de usuarios de internet argentinos convocaron el domingo a través de las redes sociales una masiva concentración para ayer en el centro de Buenos Aires en protesta por la decisión del Gobierno de cancelar la licencia de Fibertel, el proveedor de internet del grupo de medios Clarín. La convocatoria se ha realizado a escala nacional, en particular a las principales ciudades.

El cierre de Fibertel dejará a un millón de usuarios sin proveedor de internet, aunque el Gobierno ha garantizado que no perderán el servicio. Algunas voces aseguran que la medida beneficiará a las grandes operadoras de telecomunicaciones que dan este servicio en el país -Telefónica y Telecom Italia-, a lo que el Ejecutivo de Cristina Fernández se ha apresurado a contestar que hay muchos proveedores de internet y que los clientes no tienen por qué irse con los grandes.

El Gobierno anunció el jueves que Cablevisión/Fibertel ya no podrá vender servicios de internet por supuestas irregularidades, y otorgó 90 días a sus clientes para cambiarse de proveedor.

Cablevisión/Fibertel describió la medida gubernamental como "ilegal y arbitraria", denunció una supuesta campaña de acoso orquestada desde el Gobierno y aseguró que continuará prestando el servicio.