Alejo García Naveira - Director del departamento de psicología del Atlético de Madrid

"No rendirás si no estás preparado psicológicamente"

Actualmente es el director del departamento de psicología del Atlético de Madrid. Con más de diez años de experiencia como psicólogo deportivo en diferentes disciplinas, su filosofía es la de formar jugadores y personas, de lo que da cuenta en su web www.garcianaveira.blogspot.es.

¿Dónde trabaja actualmente?

Además de en el Atlético de Madrid, soy coordinador del Grupo de Trabajo en Psicología del Deporte, trabajo en el Colegio Oficial de Psicólogos de Madrid y soy el presidente de la Asociación Española de Psicología y Coaching Deportivo.

¿Qué tipo de trabajo realizan?

Nuestra filosofía es la del jugador-persona. No existe el uno sin el otro. Abordamos al deportista desde una perspectiva integral, donde el deporte, la educación y la formación son los pilares básicos del presente y un futuro prometedor, tanto en el deporte como su propia vida.

¿Cuál es el objetivo de los psicólogos deportivos?

En el alto rendimiento, los objetivos son básicamente el bienestar psicológico, el desarrollo de la persona y el refuerzo de su rendimiento.

¿Cómo de importante es la psicología en el deporte?

Un deportista requiere para obtener su máximo rendimiento un entrenamiento global, por lo que hay que atender a su preparación física, técnico-táctica y psicológica. La psicología no es exclusiva del psicólogo. El entrenador es el principal gestor a nivel psicológico del deportista y el equipo.

¿Puede llegar a ser la mente más valiosa que el físico?

Por mucho que entrenes físicamente, si no estás preparado a nivel psicológico probablemente no rindas al máximo. Y lo mismo sucede al revés, por mucho que te prepares psicológicamente, si no estás físicamente bien entrenado, tu rendimiento estará por debajo de tu potencial.

¿Es tan alto el poder intimidatorio del público como para que el rendimiento de un equipo varíe en función de si juega en casa o fuera de su estadio?

Hay estudios que señalan tanto la influencia positiva como negativa del público sobre el deportista. La cuestión es cómo percibe el deportista esa situación. ¿Es una amenaza o un estímulo? Como todos estos aspectos no son controlados por el deportista, es importante que aprenda a gestionar las presiones de la competición o de estímulos externos.

Hay jugadores con conductas agresivas que les lleva a ser expulsados con más frecuencia que otros. ¿Hay alguna manera de corregir esta actitud?

Hay jugadores que tienen un rasgo elevado de agresividad. El primer paso es detectar quién pierde más o menos el control y, en segundo lugar, se pueden aprender y entrenar técnicas de autocontrol.

¿Qué deporte necesita mayor atención psicológica?

Creo que hay que tener en cuenta tanto a la persona como a la modalidad deportiva. En un deporte de equipo intervienen más variables -relaciones interpersonales, cohesión, la interacción en el juego, etc.- que en un deporte individual, aunque en este el deportista debe aprender a soportar solo toda la presión.