Hasta los 886 millones de dólares

Dell ganó un 16% más en los seis primeros meses de ejercicio

La compañía Dell, fabricante de ordenadores personales, anunció hoy que logró un beneficio neto de 886 millones de dólares en los primeros seis meses de ejercicio, lo que representa un incremento del 16% con respecto a igual periodo del año anterior.

El beneficio por acción en el semestre que cerró el pasado 30 de julio fue de 45 centavos, comparado con los 39 centavos que anotó en positivo un año antes, cuando había conseguido una ganancia de 762 millones.

Los ingresos semestrales ascendieron a 30.408 millones de dólares y fueron un 21% superiores a los del primer semestre del ejercicio anterior.

En lo relativo al periodo mayo-julio consiguió un beneficio neto de 545 millones de dólares (28 centavos por acción), lo que representa un incremento del 16% respecto de los 472 millones (24 centavos por título) conseguidos en el segundo trimestre del ejercicio anterior.

La facturación en los tres últimos meses llegó a 15.534 millones de dólares y fue un 22% superior a la obtenida hace un año.

Esos ingresos, así como la ganancia de 32 centavos por acción sin contabilizar cargos extraordinarios, fueron más favorables de lo que preveían los analistas de Wall Street.

La compañía señaló al difundir los resultados que continuó beneficiándose en el segundo trimestre fiscal de una mejora en la demanda de todo tipo de productos y servicios que ofrece y en todas las áreas geográficas en que opera.

Resaltó además que su negocio en países en desarrollo sigue creciendo con rapidez y que los ingresos obtenidos en Brasil, Rusia, India y China crecieron en conjunto un 52% en el último trimestre y representaron el 12% de la facturación total de la empresa.

El presidente y consejero delegado Michael Dell manifestó en un comunicado de prensa que los resultados del pasado trimestre "son un sólido reflejo del progreso que hemos logrado".

La compañía confía en que el incremento en la demanda de sus productos y servicios continuará en los próximos trimestres y reafirmó las previsiones que difundió en junio, de un crecimiento de entre 14% y el 19% en su facturación anual y de un aumento en su beneficio operativo, excluidos cargos extraordinarios, de entre el 18% y el 23%.

Las acciones de esta empresa estadounidense cerraron la sesión en el mercado Nasdaq a un precio de 12,04 dólares, un 1,23% más baratas que el día anterior, y en las operaciones electrónicas posteriores y conocidas ya sus cuentas, se depreciaban en torno al 2%. En lo que va de este año, sus títulos se han depreciado el 16,16%.