Disputas familiares

Los herederos de Gullón buscan un acuerdo para zanjar la pugna con su madre

Los herederos de Gullón, que actualmente gestionan la compañía, quieren llegar a un acuerdo con su madre y el ex director general que zanje la disputa familiar que ha puesto patas arriba al principal grupo galletero español. El consejo quiere que su ex director general, Juan Miguel Martínez Gabaldón, regrese a la empresa el próximo lunes. Sería el primer paso para llegar a un acuerdo antes del 1 de septiembre, cuando Gullón celebra una junta extraordinaria.

Los herederos de Gullón buscan un acuerdo para zanjar la pugna con su madre
Los herederos de Gullón buscan un acuerdo para zanjar la pugna con su madre

Queremos conseguir esa paz que tanto necesitamos". El director general de Gullón, Félix Gullón, abría así las puertas a un acuerdo que ponga punto y final a la disputa familiar en la que está inmersa el principal grupo galletero español. Hace sólo unos días, el ex director general del grupo galletero, Juan Miguel Martínez Gabaldón, rechazaba volver a su puesto al frente del grupo de alimentación después de que la justicia le respaldara y reconociera que su despido había sido improcedente. Según la compañía, Martínez Gabaldón se decantaba por recibir los 8,23 millones de euros que el Tribunal Superior de Justicia de Castilla y León determinó como indemnización por su despido.

El consejo de Gullón asume que el pago de esta indemnización -la más alta concedida en España a un ex directivo- ponía en peligro su viabilidad. Por ello, le insta a volver el próximo lunes 23 al frente de la empresa galletera. Pero, por el momento, parece que Martínez Gabaldón no acepta esta posibilidad. Fuentes cercanas al ex directivo aseguran que sería necesario llegar previamente a un acuerdo, ya que el consejo de Gullón tiene abiertos cinco procedimientos judiciales contra Martínez Gabaldón, algunos de ellos por la vía penal. En concreto, le acusan de haber adquirido acciones de la sociedad a espaldas del consejo y de haber cometido irregularidades en la compra de terrenos próximos a la fábrica del grupo en Aguilar de Campoo (Palencia).

Hay que recordar que Martínez Gabaldón no está, ni mucho menos, solo en su batalla contra el consejo. Su respaldo procede de la ex presidenta del grupo, María Teresa Rodríguez, y viuda del fundador de la firma galletera. Juntos controlan el 70% del capital de Gullón y han convocado una junta de accionistas extraordinaria para el próximo 1 de septiembre, donde María Teresa Rodríguez podría convertirse en administradora única de la sociedad. Y eso es, precisamente, lo que pretende evitar el actual consejo admitiendo la readmisión de Martínez Gabaldón. "Mi objetivo es buscar una solución, sobre todo de cara a nuestra madre que siempre ha puesto como condición previa su vuelta", explica Félix Gullón. "Por eso pongo los intereses de la sociedad por encima de los personales", añade. Es decir, quiere llegar a un acuerdo antes de septiembre para que Martínez Gabaldón vuelva a ser el máximo ejecutivo de la sociedad y Félix Gullón asuma el cargo de adjunto a la dirección.

La próxima cita entre ambos bandos será este lunes. La compañía tiene convocado un consejo de administración ordinario. "Yo espero que venga mi madre, porque está acudiendo a todas las reuniones, y que la acompañe Martínez Gabaldón y éste asuma la dirección". Para lograr su vuelta, Félix Gullón asegura "estar dispuesto a cualquier cosa". Aunque prefiere no confirmar si estaría dispuesto a dar marcha atrás en la disputa penal que el consejo mantiene con el ex director general, tampoco lo descarta. "Como muestra un botón, él ha dicho que quería a volver al grupo y nosotros queremos que vuelva", reiteraba.

El equipo directivo defiende su gestión

"Somos la única marca de galletas de España que crece", aseguraba ayer el consejero delegado de Gullón en defensa de la gestión del actual equipo directivo. Félix Gullón quiso poner de relieve que la compañía está saliendo reforzada de la crisis ya que en los siete primeros meses del año ha incrementado su volumen de producción en un 7%, alcanzando los 66 millones de kilos.

Durante el mes de julio la galletera ha vendido algo más de 10 millones de kilos, un volumen que anteriormente sólo había alcanzado dos veces en la historia de la compañía palentina: en los meses de febrero y marzo de este mismo año. Pero más allá de las cifras de producción, el actual director general del grupo de alimentación considera que la sociedad es "hoy mucho más transparente que hace unos años y está mucho mejor controlada, porque hay más implicación del equipo directivo y de todos los trabajadores", aseguraba ayer.

Además, Félix Gullón apuntaba que el grupo galletero ha acelerado su implicación con otras instituciones. Por ejemplo, Gullón se ha incorporado al Instituto de la Empresa Familiar de Castilla y León. "Creo que nos va ayudar a fortalecernos como compañía, para compartir objetivos y compromisos con otras empresas familiares".

La cifra

98,8 millones ingresó el grupo de alimentación durante los siete primeros meses de 2010, un 6,6% más que en el mismo periodo de 2009.