De forma permanente

BP prevé concluir el sellado del vertido en septiembre

BP tiene previsto realizar la semana del 6 de septiembre la operación para sellar de forma permanente el pozo que provocó el vertido de petróleo en el golfo de México, señaló ayer el principal responsable para la respuesta al vertido del Gobierno.

El almirante retirado de la Guardia Costera Thad Allen dijo a la cadena de televisión CNN que, según el último calendario acordado con BP, la operación para sellar el pozo fracturado inyectando en el fondo del mismo lodo y cemento a través de un pozo de alivio -estrategia denominada bottom-kill- debería concluir la semana después del Día del Trabajador en Estados Unidos, que se celebra el lunes 6 de septiembre. "En las últimas 40 horas hemos acordado una secuencia de acciones que voy a ordenar a BP que tome, comenzando con quitar el sistema de prevención de explosiones, buscando el material que puede causarnos un problema, y realmente intentar ubicar un nuevo dispositivo de prevención de explosiones y luego el bottom-kill", dijo Allen.

"Esto asegurará que podamos resistir cualquier presión que se pueda generar", añadió. "Si todo eso funciona, deberíamos mirar hacia la semana después el Día del Trabajador", indicó.

El pozo de Macondo ha estado sellado durante más de un mes, aunque problemas técnicos han frustrado los esfuerzos por sellarlo de forma permanente. Hace unas dos semanas, BP inyectó lodo y cemento en la parte de arriba del pozo fracturado para taparlo, con la intención de continuar inyectando más lodo y cemento en el fondo a través de un pozo de alivio.

Ventas de activos

La empresa maneja vender activos por 30.000 millones de dólares para afrontar el desastre ecológico y económico. Según los últimos datos, más de 150.000 kilómetros cuadrados de las aguas del golfo de México están cerrados a la pesca por el derrame.