Resultados semestrales

Eon mantiene su beneficio neto en el semestre y sus previsiones

La eléctrica alemana Eon redujo su beneficio neto consolidado en el primer semestre un 1,4%, hasta los 3.255 millones de euros, respecto de los mismos seis meses del año anterior. El beneficio neto atribuible a los accionistas, sin embargo, ha bajado un 7%, hasta los 4.200 millones. Según la empresa, el aumento del Ebit del 11% se ha visto contrarrestado por una mayor carga impositiva y el pago de intereses más elevados.

Las ventas subieron entre enero y junio un 7%, hasta 44.304 millones de euros. A su vez, las ventas de electricidad mejoraron en el mismo periodo un 36% y las de gas un 34%. En conjunto, la compañía obtuvo una mejora en todas las áreas de negocio y en casi todos los mercados.

Así, Eon mantuvo sus pronósticos de beneficio para el conjunto del año 2010. Prevé una subida del Ebit de un 3% como máximo y que la ganancia neta se mantenga en el nivel del año pasado, que ascendió a 5.300 millones.

"A pesar de la creciente presión de la competencia, Eon sigue siendo una de las empresas energéticas internacionales más fuertes", afirmó su consejero delegado, Johannes Teyssen, en la presentación de resultados. Teyssen mostró preocupación por el actual debate sobre la política energética en Berlín y pidió claridad.

Por otro lado, a partir del 1 de septiembre de 2010, Miguel Antoñanzas asumirá la presidencia de la compañía energética en Italia, encargándose de las relaciones con los stakeholders, según explicaron ayer desde la compañía. Antoñanzas compaginará estas tareas con las de consejero delegado de la empresa en España, ocupación que desempeña en la actualidad.