Para tener liquidez para aumentar su cuota en Iberdrola

ACS vende su filial de puertos por 720 millones tras meses de negociaciones

ACS informó el viernes a la CNMV de la venta de su filial de puertos Dragados SPL por 720 millones de euros a un consorcio de inversores liderado por JP Morgan. La operación, que excluye el negocio internacional de la compañía y sus participaciones en Rebarsa y Sintax, aporta al grupo más liquidez para alimentar su batalla por Iberdrola.

El grupo ACS ha dado un paso más en su objetivo de cosechar liquidez para aumentar su cuota en Iberdrola. La compañía que preside Florentino Pérez comunicó el viernes a la CNMV la venta de su filial de puertos, Dragados Servicios Portuarios y Logísticos (SPL), a un consorcio de inversores liderado por JP Morgan Asset Management.

El acuerdo, reza el hecho relevante, le pone un precio a la empresa de 720 millones de euros y no incluye ni los activos internacionales de Dragados SPL ni sus participaciones en las sociedades Rebarsa y Sintax. La transacción está ahora mismo a la espera de recibir las autorizaciones y permisos necesarios.

La operación se enmarca en la política de la compañía de desinvertir en activos no estratégicos para reducir los más de 10.000 millones de deuda que acumula el grupo, 600 de ellos en Dragados SPL. El apalancamiento del grupo asciende al 6,3% sobre el resultado ordinario de 2009.

ACS 26,85 -1,79%

Asimismo, la venta aporta liquidez de cara a las pretensiones de la constructora de aumentar, del actual 12% hasta un 20%, su participación en Iberdrola.

Dichos objetivos rigen también la operación que tiene en marcha junto con La Caixa en Abertis, con la que ACS pretende obtener efectivo (la cifra rondaría los 2.000 millones de euros) dando entrada en la concesionaria de autopistas al fondo CVC.

Dragados SPL, creada en 2001 a partir de varias compañías del grupo, se consolidó entre 2005 y 2009 como gestor y operador de terminales portuarias superando un volumen de operaciones de 5,5 millones anuales de TEU (Twenty foot Equivalent Units, el contenedor estándar), llegando a gestionar más de 15 millones anuales de toneladas y transportando más de 1,5 millones de automóviles.

En España, la joya de la corona de la filial es el puerto de Valencia, operado por SPL a través de Marvalsa. Pese a la caída mundial del tráfico marítimo en 2009, que pasó de mover 7.800 millones de TEU a los 7.500, el puerto levantino acabó ese año con un crecimiento del 15,6% de TEU de transbordo.

Punto final

Hace más de un año que JP Morgan mostraba interés en Dragados SPL. El impedimento que había existido hasta ahora era la valoración a la baja que, en opinión del grupo constructor, se había hecho de su filial de puertos.

La complicada situación financiera de los últimos años y los vientos de fatalismo que soplan en las predicciones relacionadas con el comercio mundial, que se traducen al pie de la letra en el tráfico marítimo, habían hecho encogerse a JP Morgan.

Sin embargo, desde hace algo más de un mes, se venía hablando del renovado interés mostrado por la empresa financiera en la filial de ACS.

Traspaso unilateral en Abertis

Tras la venta de su filial de infraestructuras, ACS sigue trabajando en la desinversión de su 25,8% en Abertis. La operación, que se filtró el mes pasado, y que diseña junto con La Caixa que tiene otro 28,5%, se traducirá en la entrada del fondo CVC Capital Partners. Los socios traspasarían sus participaciones a una sociedad vehículo que lanzaría después una opa sobre Abertis a la que acudirían aquellos, y pasaría a ser la dueña de la firma de infraestructuras.

Si la operación se demora, ACS podría realizar la operación en solitario (siempre con CVC y la sociedad vehículo) y después se incorporaría la entidad catalana, regulada por el Banco de España. ACS podría obtener por ella unos 2.000 millones de euros.