Fomento les remite a la mesa negociadora

Los controladores piden que Blanco les atienda al menos 45 minutos

Los controladores aéreos han solicitado hoy que el ministro de Fomento les reciba al menos de 30 a 45 minutos, y que se "implique" más en resolver el conflicto que puede desembocar en una huelga a mediados de agosto. Pero anoche Fomento descartó que José Blanco vaya a reunirse con el sindicato USCA y les remitió a la mesa negociadora del convenio colectivo como el lugar donde "deben alcanzarse los acuerdos.

A las 10.00 horas, el presidente de la Unión Sindical de Controladores Aéreos (USCA), Camilo Cela, y el secretario de Comunicación, César Cabo, entregaron una carta en el Registro del Ministerio de Fomento solicitando formalmente una reunión con el ministro.

En un encuentro con la prensa en las puertas de Fomento, Cabo indicó que "las negociaciones con AENA van más lento de lo que esperábamos" y destacó que por ello "queremos que el ministro nos reciba, aunque sea tan sólo unos minutos".

Cabo dijo que los controladores quieren pactar, y de hecho ya "hemos aceptado realizar las negociaciones en el marco de la nueva ley" aprobada el 14 de abril, porque "somos los primeros interesados en que se encuentre una solución y se calme la situación".

Desde el sindicato se considera que hay que hablar de dos "cosas diferentes", ya que por una parte están las condiciones laborales, que son las que están expuestas en la mesa negociadora, y por otra la intervención del Gobierno, que puede ayudar a encontrar una solución final al conflicto.

Por ello, Cabo reiteró la necesidad de hablar con Blanco, y mostró la disposición de los representantes de los controladores a desplazarse "donde esté el ministro para que no tenga que desajustar su agenda".

Respecto a la marcha de las negociaciones, el presidente de USCA indicó que AENA "no ha cedido mucho en lo que hemos negociado hasta ahora", y aunque hay adelantos en los acuerdos de algunos de los 12 puntos presentados en la plataforma reivindicativa de los controladores, "aún tenemos que concretar los más importantes".

Entre estas reivindicaciones destacan las que hablan de la regulación de los denominados "servicios exprés", de la jornada laboral y los descansos, ya que, según Cela, "no es normal que por ejemplo yo haya trabajado el último mes 29 días de los 31".

No obstante, Cela añadió que están dispuestos a pasar todo el fin de semana negociando, "si es necesario", para llegar a una solución y a un acuerdo con AENA en la negociación del nuevo convenio, aunque indicó que "hay que saber si AENA tiene esa voluntad".

Tras la entrega de la carta en el Registro de Fomento, los dos representantes de los controladores se trasladaron a la sede de SENASA en Madrid para continuar las negociaciones.

Fomento descartó anoche la petición

En un comunicado distribuido anoche, Fomento afirmó: "El Ministerio de Fomento desmiente categóricamente que se vaya a realizar esa entrevista", recogía la nota.

El Ministerio de Fomento ha recordado que es en la mesa negociadora donde los controladores pueden plantear sus reivindicaciones. "Es en esta mesa donde deben alcanzarse los acuerdos que pongan fin al conflicto, dentro de lo establecido en las leyes", concluía el comunicado.

Los doce puntos de negociación entre los controladores y AENA

1. Aplicación sin dilación, desde el momento de su entrada en vigor, de la regulación de tiempo de actividad y descansos de los controladores de tránsito aéreo contenida en el Real Decreto sobre Tiempos de Actividad y Descansos aprobado en el Consejo de Ministros de 30 de julio de 2010, en pie de igualdad con los nuevos proveedores de servicio de tránsito aéreo.

2. Cumplimiento de normativas internacionales sobre medidas para evitar el estrés, según EUROCONTROL/OIT, OACI u otros protocolos.

3. Eliminación de la actual exigencia de disponibilidad absoluta e incondicional del trabajador los 365 días al año para prestar servicios (los llamados servicios express).

4. Eliminación de la práctica empleada por la empresa desde febrero de denegar permisos legales, como la reducción de jornada por guarda legal o los permisos por fallecimientos o enfermedades de familiares.

5. Se pide que se anule el servicio de guardias "imaginarias", sistema que dicen fue creado unilateralmente por AENA y aplicado arbitrariamente.

6. Solicitan que se cumplan todas las obligaciones pendientes en materia de "acción social".

7. También exigen que se regularice la situación de los controladores mayores de 57 años, a los que se ha retirado de los puestos de frecuencia, lo que está demorando la aproximación a Madrid de profesionales.

8. Exigencia de que organismos internacionales como OACI, IATA y EUROCONTROL revisen la carga de trabajo de todas las posiciones de control y de las capacidades declaradas de los aeropuertos, que según los controladores han sido "unilateralmente" modificadas por AENA, incrementándolas en la mayoría de los casos.

9. Los controladores se quejan de que las dotaciones de personal han sido reducidas en los dos últimos años por el menor tráfico, que hoy en día "se ha recuperado en la mayoría de los aeropuertos y aumentado en otros" y que, sin embargo, está siendo atendido por un 40% menos de plantilla.

10. Implementación de un Plan de Formación previo a la Evaluación de la Competencia Lingüística.

11.En materia de formación, exigen cursos de carrera profesional y la observancia y el cumplimiento de la impartición de Formación Continua, paralizada desde principios de año.

12. Inmediata reanudación de la negociación del II Convenio Colectivo Profesional, con el establecimiento de un calendario y un punto final.

Efe