Fabrica los terminales inteligentes Blackberry

El Líbano se une a los países que piden a RIM que abra sus códigos

Más dolores de cabeza para Research in Motion, la compañía que fabrica los terminales inteligentes Blackberry. El Líbano e Indonesia se sumaron ayer a la lista de países que ya forman India, Emiratos Árabes Unidos y Arabia Saudí, que reclaman a la multinacional que haga concesiones para ganar seguridad. La amenaza consiste en prohibir el uso de estos teléfonos para consultar el correo electrónico o para navegar por internet. En el caso de Arabia Saudí, esta prohibición podría producirse hoy mismo.

Los datos que envían los dispositivos de RIM van encriptados y circulan a través de sus propios servidores, que se encuentran en Canadá o Reino Unido. El resto de teléfonos inteligentes en el mercado, como los de Apple o HTC, utilizan por el contrario redes abiertas para distribuir su flujo de datos, lo que permite su seguimiento y escaneo.

El presidente de la compañía, Michael Lazaridis, concedió ayer una entrevista a The Wall Street Journal, en la que acusó a los dirigentes de estos países de usar a los terminales inteligentes con fines políticos. "Todo se reduce a internet", aseguró al rotativo neoyorquino, según cita Bloomberg. "Todo lo que hay en internet está encriptado, y no es un problema únicamente de Blackberry; si no pueden manejar internet, que lo prohíban".