Energía eólica y solar termoeléctrica

Industria envía a la CNE su propuesta de recorte de primas a las renovables

El Ministerio de Industria, Turismo y Comercio ha enviado a la Comisión Nacional de Energía (CNE) una propuesta de Real Decreto en la que detalla las medidas pactadas con el sector para el recorte de subvenciones a las energías eólica y solar termoeléctrica.

El borrador de decreto, al que ha tenido acceso EFE, prevé una limitación de las horas con derecho a primas para ambas tecnologías, la prohibición de vender libremente las plantas en los cuatro primeros años de funcionamiento y un recorte de la tarifa eólica.

Tras meses de negociaciones, el pasado 2 de julio Industria llegó a un acuerdo con los sectores eólico y termosolar para la revisión de las primas.

Las bases de este acuerdo se recogen ahora en una propuesta de Real Decreto en el que se limitan las subvenciones para las plantas solares termoeléctricas a un número determinado de horas anuales, que oscilará entre 2.350 y 6.450 en función de las tecnologías.

En el caso de la eólica, la producción subvencionada corresponderá a las 2.589 primeras horas de generación cada año, siempre que la media del parque nacional supere 2.350 horas.

Las centrales que generen más horas de las establecidas en el Real Decreto podrán vender el resto de su producción a precios de mercado, sin recibir primas.

Además, la propuesta remitida a la CNE establece que, con el objetivo de evitar la especulación, la venta de instalaciones con derecho a subvenciones tendrá que ser autorizada por la Dirección General de Política Energética y Minas en los cuatro años siguientes a su aprobación.

Entre otros aspectos, la "Propuesta de Real Decreto por el que se regulan y modifican determinados aspectos relativos al régimen especial" establece que las plantas termoeléctricas venderán su producción a un precio fijado su primer año de funcionamiento.

De esta manera se impide que las centrales nuevas accedan en sus primeros doce meses de actividad a la retribución conjunta de mercado y prima que, según Industria, es más elevada.

Por su parte, las plantas eólicas acogidas a la retribución del Real Decreto 661/2007 cobrarán una tarifa un 35 por ciento inferior a la actual desde la entrada en vigor de la nueva propuesta y hasta el 31 de diciembre de 2012.

Pasado este periodo, las centrales no volverán a recibir la remuneración original, sino una retribución que dependerá de varios parámetros establecidos por Industria.

A pesar de estos recortes, el Real Decreto permite la subvención de proyectos experimentales en las tecnologías eólica y termoeléctrica hasta un máximo de 160 y 80 megavatios (MW) de potencia instalada, respectivamente.

Industria intentó alcanzar un acuerdo similar con las asociaciones empresariales de sector fotovoltaico pero, tras numerosas reuniones sin acercar posturas, anunció ayer su intención de recortar un 45% las primas para las futuras instalaciones de suelo de esta tecnología.