Impacto de la venta de Itínere

Sacyr gana 81,6 millones en el primer semestre, un 80,5% menos

Sacyr Vallehermoso obtuvo un beneficio neto de 81,59 millones de euros en el primer semestre del año, lo que supone un descenso del 80,5% en comparación con el mismo periodo de 2009, informó hoy el grupo de construcción y servicios.

Cae el beneficio de Sacyr
Cae el beneficio de Sacyr

La compañía atribuyó este resultado al impacto de la venta de su ex filial de concesiones Itínere, de forma que, en caso de descontar este efecto, ganaría 85 millones a junio, frente a una pérdida de 322 millones de un año antes. Además, Vallehermoso, filial de promoción y venta de pisos, cerró junio con una pérdida neta de 10,8 millones.

Por contra, el beneficio de Sacyr en el primer semestre del año incluye los 103,8 millones de euros cobrados como dividendo por la participación del 20% que el grupo tiene como primer accionista de Repsol.

La compañía que preside Luis del Rivero registró una cifra de negocio de 2.345,31 millones de euros entre los pasados meses de enero y junio, un 28,8% menos, descenso que se reduce hasta el 7,5% si se elimina el efecto de las ventas de suelo realizadas el pasado año. De su lado, el beneficio bruto de explotación (Ebitda) se situó en 194 millones, un 7,9% menos.

SACYR 2,14 -1,20%

A cierre del pasado mes de junio, Sacyr soportaba una deuda financiera neta de 11.598 millones de euros, un 2,2% menos respecto al comienzo del ejercicio. De este importe, 4.989 millones de euros corresponden a la financiación de su participación en Repsol.

Sacyr reiteró su objetivo de reducir deuda y, sobre todo, amortizar totalmente durante este ejercicio o 2011 toda la corporativa (atribuible a la matriz), actualmente de 622 millones.

Áreas de negocio

Por áreas de negocio, la tradicional de construcción contrajo un 13,8% sus ingresos en el primer semestre, hasta los 1.465,56 millones de euros, "por la ralentización de la actividad nacional y la adversa climatología de los primeros meses del año", y pese al incremento del 12% que registró su actividad constructora internacional.

La división de servicios ya se erige como segunda fuente de ingresos del grupo, tras crecer un 12,3% entre los pasados meses de enero y junio, hasta los 483,74 millones.

Por contra, Vallehermoso redujo un 25,6% sus ingresos a junio, hasta 289,56 millones, "por la coyuntura del sector y la referida venta de suelo cerrada en 2009". No obstante, en el primer semestre del año, prevendió 305 pisos, un 4,6% más.

De su lado, Testa, división de patrimonio, facturó 125,90 millones, un 4,5% menos, y la rama de concesiones un 45,8% más, hasta 29,9 millones.

Abre concesiones a fondos

En este sentido, el grupo informó de que ha cerrado la operación acordada en mayo por la que el fondo de inversión Eiser Global Infraestructure (EGIF) toma el 49% de la participación que Sacyr posee en cuatro concesiones de infraestructuras por 47 millones de euros. Se trata de la Autovía del Nororeste y la Autovía del Turia, ambas de 'peaje en sombra' y dos intercambiadores de transportes de Madrid, el de Moncloa y del de la Plaza Elíptica.

En virtud de esta operación, Eiser tomará el 49% del capital social de dos sociedades de nueva creación a las que previamente Sacyr aportará la participación con que cuenta en estas infraestructuras.

Tiene contratos por 214 millones afectados por el recorte de Fomento

Sacyr tiene contratos afectados por las anulaciones y los aplazamientos de obras anunciados por el Ministerio de Fomento por un importe total de 214 millones de euros, informó el director financiero del grupo, Fernando Lacadena.

"Este impacto no tendrá relevancia significativa en las cifras del grupo", aseguró el directivo, que destacó que Sacyr "se ha visto perjudicada de una forma menor" por el ajuste que recientemente hizo público el ministro de Fomento, José Blanco.

En concreto, indicó que sólo tiene un contrato, un tramo de la A-32 en Jaén, presupuestado en 64 millones de euros, entre los 32 que rescindirá el Ministerio.

Además, tiene 11 obras que suman un total de 150 millones de euros entre los 200 que Fomento reprogramará para demorar su ejecución y pago. Según Lacadena, estos contratos, que estaban previstos para el bienio 2011 y 2012, se aplazan hasta el periodo 2012-2014. Además, de ellos, 100 millones corresponden a obra que aún no ha empezado a ejecutarse.

Durante la presentación a analistas de los resultados del primer semestre, el presidente de Sacyr, Luis del Rivero, pidió a Fomento a que "agilice" la puesta en marcha del Plan Extraordinario de Infraestructuras que prepara para ejecutar obras en colaboración con el capital privado y compensar el ajuste presupuestario.

A cierre del pasado mes de junio, la cartera de contratos de obras de construcción pendiente de ejecutar de Sacyr en España sumaba 2.440 millones de euros, un 12,6% menos que un año antes. No obstante, la empresa elevó 18,4% la cartera de contratos en el exterior de forma que ya suman 5.350 millones.