Según la Agencia Nacional de la Energía

Entre el 20 y el 30% de vehículos serán eléctricos o híbridos en 2020

Entre el 20% y el 30% de los vehículos que circulen por las carreteras españolas será eléctrico o híbrido en 2020, es decir con motor de combustible y con batería, según datos de la Agencia Nacional de la Energía.

Esta ha sido una de las conclusiones de la conferencia del jefe de departamento de Transporte del Instituto para la Diversificación y Ahorro de Energía, Juan Luis Pla, en el curso "Energías renovables para combatir el cambio climático", que se celebra hasta mañana en los cursos de verano de la Universidad de Jaén en Torres, dirigidos por el magistrado Baltasar Garzón.

Pla ha asegurado que el uso del vehículo eléctrico cuenta con innumerables ventajas energéticas y medioambientales, ya que es mucho más eficiente un coche energético que uno de gasolina o gasóleo, además de una forma de diversificar el sector automovilístico que lleva cien años trabajando más o menos en la misma tecnología.

Aunque "todavía hay pocos vehículos, y la oferta a nivel nacional y extranjera es escasa", cree que "a final de año va a empezar a aumentar ya que las empresas están, actualmente, trabajando en la transformación del vehículo convencional".

El vehículo eléctrico tiene cada cien kilómetros un coste de entre un euro y medio y dos euros, mientras que con un coche convencional, en el mismo trayecto, se invierten entre seis y ocho euros, con lo que el gasto se reduce hasta cuatro veces, según Pla.

Por lo que ha instado a que el vehículo eléctrico se considere una oportunidad para la industria del automóvil, con más razón teniendo en cuenta que el petróleo es un bien limitado y caro.

En lo que se refiere a los coches híbridos, que utilizan gasolina pero cuentan con una batería eléctrica, cree que "es un vehículo más limpio, que será un previo a la introducción masiva del eléctrico".

Igualmente ha señalado que entre 2011 y 2013 todos los fabricantes del mundo han anunciado el lanzamiento de vehículos híbridos, híbridos enchufables y eléctricos puros, hasta que se termine imponiendo, paulatinamente, este último, aunque admite que habrá un periodo amplio de convivencia entre ambas fórmulas.