El próximo 1 de octubre

El consejero delegado de BP dejará su puesto tras unas pérdidas récord

El consejero delegado de la petrolera BP, Tony Hayward, muy criticado a raíz de la crisis por el derrame en el golfo de México, dejará la empresa el próximo 1 de octubre, confirmó hoy la compañía en un comunicado remitido a la Bolsa de Londres.

Tony Hayward, consejero delegado de BP
Tony Hayward, consejero delegado de BP

Hayward, de 53 años, será sustituido por el estadounidense Bob Dudley, a cargo de las operaciones de limpieza de BP en el golfo. El presidente de BP, Carl-Henric Svanberg, manifestó en el comunicado el pesar del consejo de accionistas de la petrolera por perder a un consejero delegado que ha conseguido mejorar el rendimiento de la compañía en los últimos tres años.

Svanberg agregó que a pesar de la tragedia de Macondo, en el golfo de México, BP es aún una empresa con "importantes activos, buena gente y con una labor vital que desempeñar para responder a las necesidades energéticas del mundo".

Destacó también la labor que tendrá Dudley, pues ha pasado su vida laboral en la industria petrolera en EE UU y ha "demostrado ser un trabajador fuerte en unas circunstancias más difíciles". Dudley, de 54 años, dijo en el comunicado de hoy que se siente honrado de tener a su cargo la tarea de reconstruir la fortaleza y la reputación de BP pese a las actuales circunstancias.

"No subestimo la naturaleza del trabajo que hay por delante, pero la compañía es financieramente fuerte, con una cartera de activos envidiable y un equipo de profesionales que están entre los mejores de la industria", lo que ayudará a "colocar a BP en el camino de la recuperación", puntualizó el que a partir del próximo 1 de octubre será el nuevo delegado de la petrolera.

Según el acuerdo para sustituir a Hayward, Dudley trabajará desde la sede de la empresa en Londres y entregará las actuales obligaciones que tiene a Lamar McKay, presidente de BP América.

Hayward seguirá en el consejo de administración de BP hasta el próximo 30 de noviembre y la empresa también tiene planes para designarlo como director no ejecutivo de la compañía rusa TNK-BP, un negocio conjunto con la petrolera británica. Al comentar sobre su dimisión, Hayward señala en la nota que la explosión en el golfo de México fue una tragedia terrible sobre la que "siempre" sentirá "una profunda responsabilidad".

Pérdidas de 19.973 millones de dólares

La petrolera británica BP anunció hoy unas pérdidas financieras de 19.973 millones de dólares (15.363 millones de euros) en el segundo trimestre de este año, debido al derrame de crudo en el golfo de México.

Se trata de los peores resultados financieros de la historia empresarial del Reino Unido, que la petrolera atribuyó en buena medida a los 32.200 millones de dólares (24.770 millones de euros) en costes para afrontar la limpieza del vertido.