Con una indemnización es de 20 días por año trabajado

El PSOE concreta en una enmienda las causas del despido objetivo

La existencia de pérdidas, la disminución "relevante" de beneficios y la falta de liquidez son los tres supuestos que ha incluido el PSOE en una enmienda a la reforma laboral para clarificar las causas económicas del despido objetivo, cuya indemnización es de 20 días por año trabajado.

De esta manera, según la enmienda transaccional, desaparece la posibilidad de que la empresa pueda justificar "mínimamente la razonabilidad de la decisión extintiva" para aplicar este tipo de despido.

Mientras que los portavoces del PP José Ignacio Echániz y del PNV Emilio Olabarría están, en principio, de acuerdo con que desaparezcan esos términos, el de CiU, Carles Campuzano, defiende su permanencia.

Así lo explicaron los tres diputados a la prensa antes de incorporarse de nuevo a la reunión de la ponencia de la Comisión de Trabajo del Congreso, que está debatiendo las 344 enmiendas que los grupos han presentado al articulado del proyecto de ley de la reforma laboral.

El PSOE ha presentado otras 16 enmiendas transaccionales que afectan prácticamente al "60% de las enmiendas presentadas" por el resto de los grupos, con la finalidad de recoger "prácticamente la totalidad" de sus demandas, aunque a veces "estén en las antípodas", según el portavoz del PSOE en la Comisión, Jesús Membrado.

Los temas que abordan son flexibilidad interna de las empresas, igualdad, intermediación laboral, el contrato de fomento del empleo estable (cuya indemnización por despido improcedente es de 33 días frente a los 45 del fijo ordinario) y potenciación de los servicios públicos de empleo.

Todas las enmiendas transaccionales se debatirán a lo largo de la tarde en la ponencia y serán votadas el jueves, con competencia legislativa plena, en la Comisión de Trabajo.

Al respecto, Campuzano adelantó que "con CiU seguro que no habrá acuerdo global, a no ser que el texto cambie mucho". Esto supone, explicó, que la reforma probablemente saldrá el jueves del Congreso sólo con los votos del PSOE.

Sin embargo, Olabarría explicó a los periodistas que el PNV ve "bastante reconocidas" sus demandas en las enmiendas transaccionales, porque hay un esfuerzo de "aproximación" por parte del PSOE.