Plantea individualizar los casos

El Congreso facilitará el despido motivado por absentismo laboral

Los grupos parlamentarios han alcanzado un amplio consenso para lograr que el alto absentismo laboral que hay en España no suponga un lastre añadido para la supervivencia de muchas empresas. El Gobierno se plantea facilitar este tipo de despidos por causas objetivas a nivel individual, desvinculándolos del grado de absentismo en el total de la plantilla.

El ministro de Trabajo, Celestino Corbacho, junto al portavoz de CiU Carles Campuzano.
El ministro de Trabajo, Celestino Corbacho, junto al portavoz de CiU Carles Campuzano.

Algunas empresas de trabajo temporal han llegado a cifrar en más de 10.000 millones de euros anuales el coste total que representa para la economía española el absentismo laboral, a pesar de que a partir de 2009 es un problema que se ha reducido por el miedo de los trabajadores a perder su empleo. La reforma que hoy comienza a tramitarse en el Congreso en sus enmiendas parciales aborda este reto con un amplio consenso parlamentario para facilitar la extinción de los contratos a nivel individual, desvinculándola del índice de absentismo del total de la plantilla.

Las propuestas de Convergència i Unió van a servir en esta y en otras cuestiones como catalizador de los cambios que se incorporarán a la reforma durante su tramitación en el Congreso. En el texto remitido por el Gobierno a la Cámara Baja se prevén como causa de despido por causas objetivas las faltas de asistencia al trabajo, aun justificadas pero intermitentes, que alcancen el 20% de las jornadas hábiles durante dos meses consecutivos, o el 25% a lo largo de cuatro meses discontinuos dentro de un periodo de un año. Pero estos motivos se condicionan en el texto gubernamental que ya ha entrado en vigor a que el índice del absentismo total de la plantilla supere el 5% en los mismos periodos de tiempo.

Los nacionalistas catalanes, con los que el Ministerio de Economía y Trabajo están negociando básicamente la reforma, consideran que tiene que suprimirse esta última condición pues, en opinión del portavoz de Empleo de CiU, Carles Campuzano, puede llegar a enmascarar algunas conductas individuales rechazables. En lo demás, CiU está de acuerdo con Trabajo en la necesidad de facilitar estas extinciones de contrato por causas objetivas.

El Partido Popular, que sólo será utilizado por el Grupo Socialista en caso de apuro durante la votación de las enmiendas en fase de comisión, tiene clara también la necesidad de eliminar la exigencia de que el absentismo individual coincida con un acreditado absentismo colectivo en la plantilla superior al 5% pues considera que es una exigencia de muy difícil acreditación que colectiviza un problema que atañe al cumplimiento de cada trabajador individual y a su productividad.

Negociación triangular

Coalición Canaria también verá hoy como la ponencia acepta su enmienda para eliminar la misma condición. Su portavoz de Empleo, José Luis Perestelo, considera que no se pueden enmascarar conductas individuales reprochables buscando referencias en el absentismo colectivo. No obstante, Perestelo comenta que tendrá en esta reforma poca capacidad de negociación ya que el Grupo Mixto sólo estará representado en la comisión por un diputado del BNG.

CiU ha establecido con el Gobierno una negociación triangular. Su portavoz de Empleo, Carles Campuzano, tiene como interlocutores al ministro de Trabajo, Celestino Corbacho, y al Grupo Socialista. La voz de CiU en Madrid, Josep Antoni Duran i Lleida, mantiene contactos con el Ministerio de Economía. No se descarta que en la última fase del diálogo, si hubiese desacuerdos de calado, intervenga La Moncloa. El Congreso ha habilitado también el viernes para que al comisión continúe sus trabajos en caso de que no diera tiempo el jueves a tramitar las enmiendas.

Trabajo quiere 'ejemplarizar' las causas objetivas

Uno de los pulsos más duros que libran en estos momentos el Gobierno y Convergència i Unió, según fuentes parlamentarias, tiene que ver con la definición de las causas objetivas del despido colectivo, inmersas en un espacio de gran ambigüedad en la reforma laboral actualmente en vigor.

El portavoz de Empleo de CiU, Carles Campuzano, insiste en la conveniencia de que la ley deje finalmente abierta a la negociación colectiva las causas de extinción de los contratos por motivos económicos, técnicos u organizativos para que "en caso de controversia este tipo de despido funcione, algo que hasta ahora no ha pasado".

Sin embargo, el Gobierno va a intentar reunir los apoyos necesarios para aquilatar más las causas de despido colectivo que se pueden esconder detrás de la existencia de una "situación económica negativa". Y lo quiere hacer por la vía de los ejemplos, como han hecho a través de sus enmiendas algunos grupos parlamentarios. Uno de los que más afinan en este sentido es Coalición Canaria. Pretende que operen como causas económicas que la empresa arroje pérdidas superiores al 10% de los costes de personal en el último ejercicio, que los resultados económicos o de explotación sean negativos durante, al menos, un año y que el importe neto de la cifra de negocios experimente un descenso de, al menos, el 25% anual.

Consciente de que este es uno de los aspectos más polémicos de la reforma laboral y de que en el trámite parlamentario va a operar, sobre todo, el pacto entre el Gobierno y los nacionalistas catalanes, el PP ha preferido no retratarse demasiado. Su enmienda, que juega con la misma ambigüedad que el texto original del decreto ley del Ejecutivo, defiende que los despidos de esta naturaleza tengan fundamento cuando de los resultados de la empresa o de la evolución de su nivel de actividad se desprenda "una situación económica negativa".

MÁS ÁNGULOS

-Desempleo: el acceso a las prestaciones estará más condicionado a la aceptación de un puesto de trabajo y a la asistencia a cursos de formación.

-Bonificaciones: jóvenes y discapacitados son los destinatarios de la mayor parte de las ayudas que defienden los grupos parlamentarios de la oposición para crear empleo.

-Calendario: la reforma se trasladará esta semana al Senado para ser debatida en agosto.