Cuatro puntos menos que el mes anterior

La confianza del consumidor en EE UU cae por debajo de lo esperado

El índice de confianza del consumidor de EE UU cayó cuatro puntos con respecto al mes anterior y se sitúa en 50,4 puntos, seis por debajo de los 51 que estimaban los analistas.

La confianza de los consumidores de Estados Unidos en la evolución de la economía se deterioró más en julio, después de un fuerte descenso en el mes anterior, según datos que difundió hoy The Conference Board.

Los economistas preveían que el índice de confianza, que se basa en un sondeo mensual entre 5.000 hogares estadounidenses, se situase en 51 puntos en julio.

El subíndice correspondiente a la percepción de los consumidores acerca de la situación actual de la economía descendió a 26,1 puntos este mes, desde los 26,8 puntos de junio.

El subíndice de expectativas, que trata de medir la perspectiva que tienen los consumidores sobre la evolución de la actividad en los próximos meses, bajó a 66,6 puntos, desde los 72,7 puntos de junio.

"La confianza de los consumidores se debilitó más en julio a medida que los consumidores sigue mostrándose más pesimistas en torno a las perspectivas a corto plazo", manifestó la directora del Centro de Investigación del Consumidor en esa entidad, Lynn Franco.

Agregó que las preocupaciones acerca de las condiciones de negocio y del mercado laboral ensombrecen el ánimo de los consumidores y es probable que eso no varíe hasta que perciban una mejoría del empleo.

"Dado el elevado nivel de ansiedad entre los consumidores, junto a sus perspectivas pesimistas respecto de los ingresos y el mediocre crecimiento de empleo, es muy probable que los minoristas afronten una temporada (de ventas) de regreso a la escuela difícil", señaló Franco mediante un comunicado de prensa.

Un 43,6% de los encuestados en julio consideró que las condiciones de negocio son "malas", frente al 41% que opinaba así el mes anterior, y un 45,8% aseguró que era difícil hallar empleo, frente a un 43,5% que tenía esa percepción hace un mes.

En cuanto a las perspectivas para los próximos seis meses, un 15,9% esperaba que mejorasen las condiciones de negocio, frente al 17,1% que tenía esa perspectiva el pasado mes y un 14,3% confiaba en que aumentará el empleo, frente al 16,2% que se expresó así el mes pasado.

Los consumidores se mostraron además algo más pesimistas en cuanto a la evolución de sus ingresos y un 10% esperaba que aumentasen, frente al 10,6% que tenía esa perspectiva hace un mes, según el sondeo de The Conference Board.