Medidas restrictivas

Bruselas eleva las sanciones económicas hacia Irán

La Unión Europea aprobó ayer nuevas sanciones económicas contra Irán, que van más allá de las aprobadas en junio por el Consejo de Seguridad de la ONU para forzar al país a negociar sobre su programa de enriquecimiento de uranio.

Según diplomáticos europeos, es el paquete de sanciones más restrictivo impuesto por la UE a un país tercero. Por primera vez, los Veintisiete dirigen sus medidas contra el estratégico sector energético iraní. En una declaración pactada por los ministros de Exteriores, la UE considera que la nuevas medidas constituyen un paquete "completo y robusto" en áreas como el comercio, los servicios financieros, las energía y el transporte.

El texto incluye la decisión de negar la concesión de visados y congelar los activos de ciertos bancos iraníes, así como de los Guardianes de la Revolución y de la Compañía de Transporte de la República Islámica de Irán (IRISL).