Petróleo

El crudo de Texas sube el 3,57% y cierra a 79,30 dólares el barril

El barril de petróleo de Texas experimentó hoy un sólido avance del 3,57% y cerró a 79,30 dólares en Nueva York en una jornada de optimismo bursátil y en la que se supo que una nueva depresión tropical podría interrumpir la producción de petróleo en el Golfo de México en los próximos días.

Al finalizar la sesión en la Bolsa Mercantil de Nueva York, los contratos de Petróleo Intermedio de Texas (WTI) con entrega en septiembre sumaron 2,74 dólares al precio de la jornada anterior, lo que supone la mayor subida porcentual para los contratos de vencimiento más próximo en casi dos meses.

El avance del 3,57% es el mayor exactamente desde el pasado 27 de mayo, cuando el barril de crudo cerró a un precio de 74,55 dólares tras subir un 4,25% respecto a la jornada precedente.

Los contratos de gasolina, para entrega en agosto, ganaron ocho centavos al valor del miércoles, los mismos que avanzaron los contratos de gasóleo, por lo que estos derivados del crudo finalizaron a 2,14 y 2,06 dólares por galón (3,78 litros), respectivamente.

El precio de los contratos de gas natural también para agosto se incrementó en cinco centavos respecto al cierre de la jornada anterior y acabó a 4,64 dólares por cada mil pies cúbicos.

Ese ascenso se produjo después de que el Departamento de Energía (DOE) de Estados Unidos anunciara que las reservas almacenadas de ese combustible aumentaron en 51.000 millones de pies cúbicos la pasada semana y se situaron en un total de 2,89 billones, un 1,8% por debajo del mismo periodo del año anterior.

El encarecimiento de los precios del crudo y sus derivados llegó en paralelo a las sesión alcista que vivía Wall Street, debido a la difusión de resultados empresariales mejores de lo previsto por parte de algunas compañías estadounidenses, como la compañía de mensajería UPS o las aerolíneas Continental y US Airways.

Además, esa subida se produjo después de que el Centro Nacional de Huracanes (CNH) alertara de que la tercera depresión tropical de la temporada en el Atlántico podría llegar al Golfo de México en los próximos dos días.

Se trata de una depresión que se formó hoy al sureste de Bahamas, que continúa su ruta hacia el sur y extremo sur de Florida y mantiene su potencial de convertirse en tormenta tropical.

Si alcanzara, tal como se prevé, las aguas del Golfo de México, podría ocasionar interrupciones en la producción de crudo que se lleva a cabo en la zona.